Mobiliario

Zero de Sancal, un punto y aparte en el sector del tapizado

Un buen diseño va más allá de su estética. Su originalidad debe tener presente su uso y función, durabilidad y sostenibilidad… más modas fugaces.

En Sancal les gusta llevar al límite una idea y volver a replantarla para seguir evolucionando, inspirándose en otros campos para aportar mejoras en sus procesos de fabricación, pensando que tradición e industria deben ir de la mano… Y así encontrar nuevas fórmulas que aporten un valor diferencial a sus productos.

Así pues, cuando Luca Nichetto les habló de su interés común con Marie-Louise Rosholm en crear un tejido sostenible, inédito en el sector del tapizado, desde Sancal se sintieron afines con la idea. Su premisa es diseñar productos que convivan con nosotros, que nos aporten valor y nos permitan crear espacios singulares.

Tras meses de investigaciones y pruebas, Zero se presentó en la pasada edición del Salón de Milán para vestir las suaves curvas de Next Stop. Un innovador tejido que se presenta como una solución sostenible al no generar ningún material de desecho textil.

La diseñadora aprovechó sus amplios conocimientos en la industria de la moda para tomar prestadas sus técnicas de confección y el concepto de “vestido” y aplicarlo al sector del tapizado. Tanto el proceso de elaboración como su estética nos recuerdan a un jersey. Sin ningún tipo de costuras ni residuos se teje una funda con bolsillos que son rellenados con pequeñas almohadillas.

Zero está compuesto por un 90% de lana y un 10% de poliamida para darle la elasticidad requerida. Técnicamente se adapta a los requisitos que el sector de la tapicería requiere y cumple con los altos estándares de martindale, ignífugos y peeling exigidos para contract.

Además, la lana es de por sí un material sostenible, resistente y de fácil mantenimiento. Un material eficiente y muy duradero debido a las propiedades bactericidas y repelentes que posee de forma inherente. Y, por supuesto, tan cálido que aporta una confortable sensación de hogar.