Actualidad

Vical diseña el interiorismo del Hotel Ansares de Tarancón

Vical fue la marca seleccionada para diseñar todo el interiorismo de un lujoso hotel de nueva construcción ubicado en Tarancón, el Hotel Ansares, que nace creando un nuevo concepto de espacio que combina exclusividad, gastronomía y confort.

Antonio García Treviño, decorador de Vical, fue el responsable de liderar este proyecto de decoración contract que consistió en dotar de una personalidad única a cada uno de los espacios y rincones de este nuevo hotel planteado para ofrecer posibilidades de alojamiento a todo aquel que visitara el prestigioso Restaurante Essentia y Centro de Convenciones.

La arquitectura del edificio, llevada a cabo por el arquitecto Antonio L. Sánchez Peña, de Estudio OAP, se centró en proyectar un edificio de tres alturas que simulara un claustro antiguo con amplias estancias ubicadas alrededor de un gran patio interior de estilo mudéjar donde los grandes arcos de piedra son los protagonistas.

El resultado de esta combinación entre arquitectura e interiorismo deriva en un majestuoso hotel de estilo rústico con los característicos toques exóticos de la marca Vical. Y como consecuencia, espacios con un gran impacto visual sin desatender el principal objetivo del proyecto: la máxima comodidad y exclusividad para todo aquel que lo visita.

El proyecto de decoración contract consistió en ambientar cada espacio del hotel formado por la recepción, salas de descanso, terrazas exteriores, un gastrobar y cada una de las estancias: 60 habitaciones estándar, ocho mejoradas y dos suites.

El estilo rústico y las texturas naturales fueron los elegidos: motivos en piedra y muebles elaborados con maderas nobles, yute, lino y colores naturales de los propios materiales. Pero siempre, con un toque exótico que sirve de contraste entre Oriente y Occidente, algo que se anticipa desde la primera estancia del hotel.

En palabras del decorador: “Cada detalle está pensado exclusivamente para este proyecto”. Pero para él, el lobby es quizás uno de los espacios más diferentes y especiales de este proyecto: exclusivos parabanes elaborados en madera asiática, mesas de centro de una única pieza de madera maciza y alfombras de estilo Kilim procedentes de India.

El broche final a esta entrada al Hotel lo pone la decoración empleada para la recepción. Una composición de apliques luminosos tras el mostrador que logran lo imposible: reinterpretar el propio logotipo e imagen corporativa del hotel usando para ello la inspiración exótica de toda su decoración.

Contiguo al lobby, se encuentra una cafetería que arriesga con un estilo más moderno, pero fiel a la tradición: una vitrina acristalada compuesta por coloridos jarrones, impresionantes lámparas doradas y cuadros de madera asiática tallada a mano.

Dentro de las instalaciones del hotel se encuentra el gastrobar, otro de los lugares donde más presente se hace la combinación de estilos, inspiraciones y orígenes tan propia de las piezas de Vical.

Paredes inspiradas en jardines verticales y una miscelánea de lámparas de techo de ratán son el mejor decorado para una cena diferente: las mesas contienen su propia plancha para que cada comensal cocine su carne en su punto deseado, después de haberla elegido en el mostrador.

Mesas y sillas de cuero, madera y acero, y una iluminación estratégica desde diferentes rincones de la sala forman el punto final de este diferente gastrobar a la altura de un Hotel de estas características.

Las habitaciones del Hotel Ansares se caracterizan especialmente por su confort y amplio tamaño. Y en ellas, la intención decorativa se centró esencialmente en crear ambientes relajados a base de una armonía de colores y texturas que invitaran al máximo descanso.

Una paleta de tonos más suaves que los empleados en el resto del edificio como el rosa pastel, beige o grises combinados con la elegancia y sofisticación del terciopelo, detalles en dorado metalizado y la madera de las piezas auxiliares.

Pero la joya de la corona la forman la gran cantidad de zonas de descanso, salas de estar y terrazas exteriores con las que cuenta el Hotel Ansares, decoradas con piezas del mismo proveedor contract.

Las terrazas exteriores se componen de piezas elaboradas en fibras y materiales como ratán, lino y tonos color tierra. Además de unas espectaculares mesas de centro elaboradas en madera de teka de la marca Vical.

Para las salas de estar interiores se opta más por crear un ambiente de estilo rústico y colonial a través del cuero, la madera y una fuerte apuesta por la tapicería. El resultado: un toque extra de elegancia en el interiorismo del exclusivo Hotel Ansares.