Sectores

Vescom lanza una tapicería fabricada al 100% con residuos de plástico reciclado

Como parte de su dedicación a la investigación de nuevas alternativas y a la exploración de futuros materiales con vistas a la sostenibilidad, Vescom ha vuelto a la esencia de las telas para tapicería: el propio hilo. Trabajando con un nuevo tipo de hilo fabricado íntegramente con botellas de PET recicladas procedentes de fuentes locales, la empresa ha diseñado, desarrollado y producido cuatro telas para tapicería ecológicos y rentables, de tacto suave, que cumplen las más altas especificaciones de rendimiento para el mercado de contratos.

Cuatro estructuras, una familia
Diseñadas para trabajar al unísono, las cuatro estructuras que componen la familia de tapicerías recicladas teñidas con hilo de Vescom –Wilson, un tejido básico; Avon, una mezcla; Norfolk, una red; y Harding, una sarga– hacen honor a las técnicas fundamentales de tejido. La no direccionalidad de algunas estructuras hace que sean increíblemente fáciles de combinar entre sí y de integrar en los interiores.

Una gama de colores que da juego
Al igual que las propias estructuras, los 59 colores de las telas –desde los sutiles neutros hasta los atrevidos colores brillantes– de Wilson, Avon, Norfolk y Harding pueden mezclarse y combinarse de forma divertida en interiores y en muebles. Al diseñar su propio y variado banco de hilos en sintonía con las necesidades actuales, Vescom logró un máximo de tonos y matices diferentes con un mínimo de colores. La inclusión de múltiples tonos de ciertos colores ofrece más posibilidades, mientras que la posibilidad de utilizar los colores de diferentes maneras en los cuatro diseños es más eficiente, lo que hace que esta tapicería reciclada sea aún más responsable.

Potente rendimiento garantizado
Las tapicerías recicladas de alto rendimiento de Vescom han sido sometidas a rigurosas pruebas para garantizar que cumplen las estrictas exigencias del mercado de proyectos. Extremadamente duraderas y con un largo ciclo de vida, los productos superan todas las pruebas europeas de propiedades ignífugas, una cualidad que está incrustada en el propio hilo en lugar de aplicarse como acabado, lo que garantiza que permanece permanentemente dentro del tejido. Además, las telas cuentan con la certificación Standard 100 de Oeko-Tex®, garantizando que no tienen ningún impacto negativo sobre la salud humana.

Al fabricar sus propias telas en su tejeduría alemana, Vescom puede controlar cómo se fabrican sus productos y de qué están hechos. Sus procesos de fabricación incluyen la minimización del consumo de energía y agua, y el uso socialmente responsable de las materias primas, todas ellas de origen local.

Soluciones sostenibles sinérgicas
Como no existe una solución sostenible que sirva para todo, los distintos productos cuentan una parte diferente de la creciente historia de conciencia ecológica de Vescom: desde las colecciones de revestimientos murales textiles biológicos fabricados con lino, seda, lana y pulpa de madera hasta los revestimientos murales Xorel® y los tapizados de terciopelo de mohair. Aunque cada producto tiene su propia identidad, todas estas soluciones sostenibles comparten el mismo ADN de Vescom y funcionan en armonía en espacios interiores.