Reportajes

Tendencias: desayuno en el hotel

El servicio de desayuno es fundamental porque agrega comodidad para los huéspedes, mejora la experiencia general de la estancia y puede ser un factor decisivo en la selección de hotel para los viajeros.

La Bobadilla, a Royal Hideaway Hotel

Los desayunos son una excelente manera para que el hotel destaque entre su competencia. Un delicioso desayuno con variadas opciones puede crear una buena impresión que permanecerá en la memoria de los clientes. Si está incluido en el precio de la habitación, es importante ofrecer un desayuno agradable para que los huéspedes sientan que han recibido una buena relación calidad-precio. Incluso si las opciones son básicas, la comida y la bebida de buena calidad hacen que el día de un huésped tenga un buen comienzo. El desayuno es una oportunidad para recargar energías y prepararse para la jornada que le espera.

El éxito del desayuno radica en la combinación de platos de calidad y un excelente servicio, sin olvidar las preferencias de los huéspedes en la mesa. Los clientes deben encontrar en el desayuno un reflejo de la gastronomía actual de mayor calidad. La sociedad evoluciona, y las nuevas tendencias en alimentación apuestan por platos saludables, atractivos visualmente y con sabores y texturas diferentes. Los consumidores son cada vez más exigentes y no piensan renunciar a cuidarse mientras estén de viaje. A la vez, se debe procurar ofrecer un ambiente tranquilo y relajado, en el que empezar la jornada con optimismo y buen humor. La personalización de la oferta es otra de las tendencias a tener en cuenta. Los clientes quieren sentirse cuidados hasta el último detalle y es fundamental que noten que se cocina para ellos. Los showcookings y las presentaciones individuales funcionan muy bien para hacerles sentir protagonistas de la experiencia.

Puede leer el artículo completó aquí

Más información relacionada con desayunos aquí