Menaje y cocina

Staub rinde homenaje a la trufa blanca

En el norte de Italia, a los pies de los Alpes se encuentra Piamonte, cuna y referente mundial de lo que el gran músico Rossini denominó como “El Mozart de los hongos”, la trufa blanca. Calificada como el oro blanco de la cocina, su extraordinario sabor y complejo aroma añadidos a la escasez y temporalidad del producto la convierten cada otoño en el objeto de deseo de los mejores chefs y restaurantes del mundo, quienes esperan cada año poder aromatizar sus propuestas con esta joya gastronómica.

En hierro colado

Staub rinde homenaje al tesoro de Piamonte con la incorporación a su gama de colores disponibles presentando Trufa Blanca, un color de inspiración mediterránea de la mano de un evocador blanco roto. Trufa Blanca nació originalmente como un color de producción limitada, prácticamente de coleccionista, que ahora vuelve para instalarse en toda la gama de piezas Staub, inspirar nuevas recetas y alegrar las mesas otoñales. Las piezas en hierro colado Staub se fabrican con la técnica mayólica en su esmaltado,  que le otorga un brillo único y un tono de profunda intensidad. Ideales para guisos que requieran una cocción lenta, el hierro fundido retiene y distribuye el calor uniforme y eficientemente. Su perfecto acabado garantiza una duración extrema, a prueba de rasguños, óxidos y decoloraciones. Dispone de un recubrimiento interior negro ligeramente texturizado que facilita el sellado en las primeras fases de cocción. Su elegante tapa tiene excelentes propiedades de retención de humedad y asegura una cocción con riego uniforme a fuego lento, lo que favorece que los alimentos preserven los valores nutricionales de los ingredientes y la intensidad de los sabores.

En cerámica

Staub completa su gama de colores mediterráneos con la colección Trufa Blanca en cerámica, piezas con estilo ideales para ir de la cocina a la mesa. Mini cocottes, platos, cuencos y recipientes que concentran en su inspirador color el encanto, el aroma y la frescura de la trufa blanca. Pensadas especialmente para raciones individuales, las mini cocottes resultan la opción ideal para servir pequeños platos, sopas, cremas o guisos, las cuales conservarán intacto el calor hasta la mesa gracias a su especial tapa de cerámica esmaltada. Los cuencos y recipientes son especialmente apropiados para servir ingredientes, acompañantes, aperitivos, salsas o postres. Para acabar de vestir la mesa, y completando la gama de color,  se incorporan los platos de cerámica, piezas de inspiración vintage que aseguran el éxito en cualquier mesa. 

La marca Staub se encuentra disponible en Zwilling.