Actualidad

Piscinas en hoteles: más sostenibles y experienciales

W Barcelona

Se calcula que en España hay unas 23.400 piscinas instaladas en hoteles, campings y alojamientos de turismo rural, según el Estudio de mercado de piscina de uso público elaborado por ASOFAP en colaboración con Piscina & Wellness Barcelona. Y todo apunta que esta cifra está en claro aumento.

Los empresarios del sector turístico están dejando de ver las instalaciones acuáticas como un servicio complementario y un gasto prescindible para considerarlas una fuente de ingresos a medio y largo plazo. La razón principal es que las piscinas, el bienestar y el ocio acuático se están convirtiendo en un reclamo para el turista y un valor diferencial a la hora de atraer clientes, factor que redunda en la rentabilidad de los alojamientos con instalaciones de este tipo.

Para el presidente del Círculo Internacional de Directores de Hoteles (CIDH), Vicente Romero, “un hotel que quiera satisfacer a sus clientes debe disponer de áreas acuáticas, y si actualmente analizamos las instalaciones hoteleras españolas nos daremos cuenta de que incluso los hoteles de ciudad están construyendo piscinas en sus terrazas”. El portavoz del CIDH, asociación que agrupa a más de 21.000 directivos de hostelería y turismo, considera que la presencia de una piscina en un hotel no tiene que ver necesariamente con la categoría de éste. “Las piscinas en un hotel son componentes de calidad y un valor diferencial indiscutible y tenemos hoteles de diferentes categorías con piscinas fantásticas”, asegura Romero, para quien el problema principal radica muchas veces en el espacio disponible para construirlas, especialmente en los hoteles urbanos.

Los hoteles no son los únicos alojamientos turísticos interesados en ofrecer ocio acuático y de bienestar a sus clientes. En este sentido, los campings también están cada vez más interesados en las instalaciones acuáticas como un elemento estratégico a la hora de captar un mayor número de clientes. El gerente de la Federación Española de Empresarios de Campings (FEEC), Sergio Chocarro, destaca la profesionalización que están experimentado los campings españoles en los últimos años y las buenas cifras del sector. Muestras de ello son los 40 millones de pernoctaciones que se registraron en 2018.

En este contexto de optimismo y buenas perspectivas de futuro, el portavoz de la FEEC afirma que “gran parte del atractivo de una estancia turística reside en la capacidad del alojamiento de generar una experiencia diferencial en el cliente y las instalaciones acuáticas son un elemento cada vez más indispensable para que la experiencia sea única”. En línea con Romero, Chocarro también considera que los campings de zonas costeras disponen en general de más piscinas por el vínculo tradicional del turismo de sol y playa pero cree que es una tendencia que se está expandiendo a campings de interior que hasta hace pocos años no se planteaban contar con instalaciones de ocio acuático.

De ahí que muchos campings están reconvirtiendo instalaciones deportivas con poco uso (pistas de tenis, canchas de baloncesto…) en espacios de ocio acuático para todas las edades. También se aprecia un aumento de la demanda para rehabilitar y tematizar piscinas ya existentes a las que se incorporan elementos lúdicos como toboganes, juegos de agua, hidrotubos y atracciones acuáticas de diferentes dimensiones.

La sostenibilidad, un reto ineludible

Álvaro Carrillo es el director general del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), un centro de innovación que tiene como objetivo promover el uso de nuevas tecnologías y sistemas de gestión que contribuyan a mejorar la competitividad, la rentabilidad, calidad, eficiencia y sostenibilidad de las empresas vinculadas la industria hotelera y turística. Carrillo defiende que todos los actores están apostando fuertemente por un turismo sostenible, tanto las firmas proveedoras, que les interesa que sus procesos sean sostenibles para conseguir una mayor eficiencia en gastos recurrentes, como los propios empresarios, en quienes percibe un interés creciente por aplicar prácticas sostenibles, ya sea por decisión propia o por la llegada de un turista más concienciado por el medio ambiente, especialmente el alemán y el nórdico.

El director general del ITH destaca las soluciones en materia de eficiencia energética que están ofreciendo algunas de las empresas suministradoras de equipamiento de piscinas e instalaciones acuáticas. Estas soluciones permiten al empresario ser más flexible ya que el proveedor es el que asume parte del riesgo de la inversión como es el caso de las empresas de servicios energéticos. Este modelo de negocio es especialmente interesante en instalaciones que consumen mucha energía, como es el caso de los balnearios. “El mensaje en materia de sostenibilidad poco a poco va calando porque el turismo será sostenible o no será”, concluye Carrillo.

Sergio Chocarro coincide en cuanto a la importancia de la sostenibilidad, en su caso en los campings españoles. “Somos pioneros en turismo sostenible, fomentando un respeto por el medio ambiente y apostando por integrar nuestras instalaciones en el entorno natural donde se encuentran, a la vez que ofrecemos servicios e instalaciones del mismo nivel que otros alojamientos turísticos”, asegura el portavoz de la FEEC.

Camping La Marina

Los arquitectos especializados en piscinas y zonas de agua en establecimientos turísticos también apuestan por un ocio acuático sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Para Carlota Bozalongo, del equipo de AIA Activitats Instal·lacions Arquitectòniques, “es muy importante proyectar pensando en la sostenibilidad y en las repercusiones que tiene una nueva obra o una remodelación de una obra existente en el medio ambiente”. La arquitecta de AIA da algunas claves para construir piscinas sostenibles: “Se tiene que conocer muy bien qué es lo que quiere el cliente, ya que va a ser él y no el empresario quien utilizará la instalación; también debemos tener en cuenta factores técnicos y de diseño, como la buena situación de la piscina y el estudio de las preexistencias para que no haya inconvenientes a la hora de construirla. Cuando se trata de una remodelación, los factores anteriores se suman al estudio minucioso de los elementos que se pueden reaprovechar y cómo se puede ofrecer un cambio de imagen respetando al máximo las preexistencias”.

Bozalongo también percibe, en general, un interés creciente por parte del sector turístico en lo que se refiere a la demanda de piscinas y otras instalaciones acuáticas. AIA está trabajando actualmente en cuatro complejos hoteleros y una de las partes más importantes de estos es el diseño de los espacios acuáticos, tanto públicos como privados, en habitaciones suites o zonas que requieran un pase especial.

En definitiva, estas instalaciones cobran una mayor importancia a la hora de ofrecer una experiencia singular al cliente. Las piscinas han dejado de ser un espacio rectangular de medidas estándar para convertirse en elementos diferenciadores y personalizados en función de las necesidades de los clientes. Hay una gran variedad de materiales, revestimientos y equipamientos en materia de climatización y seguridad. Y cuando se trata de ahorro y sostenibilidad, la arquitecta explica que actualmente están trabajando con sistemas sostenibles, acercando la naturaleza al usuario con un producto que genere un ahorro energético y un bajo coste de mantenimiento.

Innovación al servicio del ocio acuático

Si se apuesta por la sostenibilidad, la innovación tecnológica es fundamental a la hora de ofrecer nuevas soluciones que permitan una mayor eficiencia de recursos y un ahorro de costes. En este sentido, Vicente Romero destaca las tecnologías de control de consumo y energía y la evolución que han experimentado algunos procesos en los que se consigue el mismo objetivo pero siendo más eficientes, como en el caso de las bombas de recirculación de agua, con las que hace años el consumo era mayor para mover la misma cantidad de agua. El portavoz del CIDH también hace referencia a la profundidad de las piscinas, ya que las que se construían hace años, que en algunas zonas podían llegar a superar los 3 metros, han dado paso a nuevas instalaciones de menor profundidad, con las que se ahorra una cantidad importante de agua.

Nagari Hotel

En el ITH también recomiendan firmemente el uso de la tecnología para ofrecer soluciones más eficientes y personalizadas en las instalaciones acuáticas hoteleras. Álvaro Carrillo defiende el uso del big data y de la nube como herramientas para identificar las necesidades particulares de los clientes. “Esta tecnología nos va a permitir dar un trato más personalizado y humano a nuestros clientes porque vamos a conocer mejor y en todo momento sus necesidades”, afirma el portavoz del ITH, quien prosigue detallando que “hoy en día ya damos por hecho de que la mayoría de alojamientos turísticos tienen instalaciones acuáticas, lo que vamos a poder saber es si los clientes que vienen a nuestro hotel quieren una piscina solo para adultos, prefieren una zona infantil de juegos o son partidarios de un jacuzzi con itinerarios de agua y temperaturas variables”.

La oportunidad que están generando las nuevas tecnologías y la necesidad a la que se ve abocado el sector turístico para diferenciarse y ofrecer soluciones personalizadas lleva a la conclusión de que la oferta genérica ya no vale. La innovación va a ser clave a la hora de distinguirse de la competencia y acercarse a lo que está buscando el cliente, intentando superar sus expectativas y anticipándose incluso a sus necesidades. En este sentido, las decisiones de inversión en equipamiento de piscinas y ocio acuático son importantes y su amortización debe ser planteada a medio y largo plazo. El sector turístico tiene en el ocio acuático el reto de saber aprovechar y optimizar el valor diferencial que piscinas y otras instalaciones de agua aportan a los alojamientos. Todo ello sin renunciar a infraestructuras sostenibles, eficientes, modernas y al servicio de un cliente cada vez más exigente.

Para ayudarles en esta toma de decisiones, el salón Piscina & Wellness Barcelona reunirá del 15 al 18 de octubre en el recinto de Gran Via de Fira de Barcelona a los principales suministradores internacionales de equipamientos y productos para piscinas e instalaciones acuáticas así como spas y centros de bienestar. Además, empresarios y gestores de establecimientos turísticos podrán conocer cómo actualizar, diseñar e implementar piscinas y zonas de agua recreativas, conocer experiencias de éxito, y debatir cuestiones relacionadas con la seguridad y la gestión de estos espacios en el IV Simposio de Ocio Acuático.

Autor: Cristina Benavides, colaboradora de Piscina & Wellness Barcelona 2019