Menaje y cocina

Nueva gama de contenedores gastronorm en Araven

La firma aragonesa Araven sigue reforzando su catálogo de productos de equipamiento profesional para hostelería y completa su afamada gama de contenedores alimentarios con las nuevas cubetas gastronorm de policarbonato. Concebidas para facilitar todas las labores de la restauración, la principal innovación de estas cubetas es su tapa de apoyo universal, que se puede utilizar también en otros recipientes gastronorm de diferentes materiales. Una ventaja que se suma a todos los detalles exclusivos de Araven y las propiedades del policarbonato.

La gama Araven gastronorm está disponible en las medidas establecidas en la Norma EN 631.1, desde la GN 1/6 (162×176 mm) hasta la GN 1/1 (530×325 mm). En total, se suman 38 referencias: 22 cubetas, 6 tapas de apoyo, 6 tapas de apoyo con muescas y 4 cubetas perforadas, para ofrecer un conjunto flexible y adaptable a las diversas funciones.

Así, sus versátiles tapas se pueden utilizar en cualquier recipiente fabricado según estas especificaciones, independientemente de su material de fabricación; e igualmente sirve para apilarlos. De esta manera, se agilizan todas las diversas tareas necesarias para manipular, conservar y servir los alimentos.

La tapa de apoyo universal también ayuda en el trabajo con detalles como su asa para abrir fácilmente la cubeta; o la versión con muesca, diseñada para colocar la cuchara o utensilio en la zona de servicio; resultado del completo trabajo de diseño que caracteriza a todos los productos Araven, en el que destacan sus características patentadas para facilitar la identificación y la trazabilidad de los productos.

Así, las cubetas gastronorm presentan un sistema de identificación del alimento grabado en la pieza en donde anotar con el rotulador Araven los aspectos básicos del producto conservado (fechas de elaboración, caducidad o procedencia…) y controlar fácilmente las garantías higiénico-sanitarias y la eficacia de los procesos de trabajo. La información clave se refuerza con el grabado en el borde superior con los días de la semana y horas, para que en una mesa de manipulación, el operario pueda conocer la hora y día de caducidad del alimento marcadas durante su elaboración.

Diseño y materiales para el trabajo profesional

La lista de detalles prácticos incluye también tapas herméticas con junta de caucho para asegurar la máxima protección de los alimentos hasta en los tamaños más grandes; un indicador de medida grabado, bordes texturizados en las esquinas para una mayor durabilidad, y rejillas para la descongelación y lavado del alimento.

Para ayudar en estas dos operaciones especialmente críticas, las cubetas gastronorm también se ofrecen caladas, con un fondo perforado de diseño ondulado que permite que el líquido drene más rápidamente a la cubeta de la base y sin que vuelva a estar luego en contacto con el alimento.

Este diseño no solo disminuye el tiempo de descongelación, sino que las convierte en el contenedor idóneo para los alimentos frescos que desprenden líquidos, como carnes y pescados, ya que permiten separar el exudado del propio alimento manteniendo toda su calidad y reduciendo el nivel de mermas. De la misma manera, son la mejor opción para el lavado y escurrido de vegetales, arroz, pasta… o para exponer para servicio productos como fruta cortada.

Finalmente, esta gama suma todas las ventajas del policarbonato, un material transparente, que permite identificar el interior de un vistazo y no se tiñe con los ácidos o colorantes de las salsas; presenta muy buena resistencia al impacto ,y mantiene sus propiedades desde las temperaturas más bajas a las más altas, por lo que es óptimo tanto para congelar como para preparaciones como el baño maría; y es de fácil limpieza en lavavajillas.

Las cubetas de Araven cumplen además con las normativas PC-SAFE sobre migraciones de sustancias plásticas a los alimentos, tienen la Certificación NSF (National Sanitation Foundation) y con su especial diseño evitan que se acumulen restos.