Sectores

Motel, textiles funcionales de Pepe Peñalver

Los materiales y patrones que reflejan el estilo y la estética de la icónica arquitectura del movimiento Art déco de Miami inspiran Motel, una funcional colección de tejidos tapiceros de Pepe Peñalver enfocada a los proyectos decorativos más exigentes, tanto de indoor como de outdoor, y especialmente indicados para su uso profesional y en el sector contract.

La colección reúne Avalon y Marlin, dos jacquards de rendimiento avanzado y con características intrínsecas como la protección ignífuga (FR) o repelencia a líquidos. Una propuesta polivalente y práctica que no renuncia a la vanguardia, suavidad y calidad propias de Pepe Peñalver.

Avalon

Este modelo es un jacquard geométrico donde un ingenioso juego de hilos entrecruzados en dos tonos crea contraste sin estridencia.

Inspirado en uno de los más célebres establecimientos del movimiento arquitectónico Art déco en Miami, el hotel que le da nombre diseñado por el arquitecto Albert Anis, Avalon refleja la esencia y estructura en cuadrícula del edificio.

Por sus características técnicas como la protección ignífuga inherente (FR) y sus 50.000 ciclos Martindale, Avalon es idóneo tanto para espacios interiores como exteriores y para proyectos de contract.

Avalon posee el equilibrio ideal entre diseño, naturaleza y modernidad. Disponible en 10 tonalidades, donde se pueden encontrar tanto combinaciones de tonos neutros como una gama más colorida de verde, azul, amarillo o rosa empolvado, este polivalente tejido se adapta con facilidad a cualquier tipo de proyecto y espacio.

Marlin

Una aparente textura lisa en tafetán esconde un jacquard estructurado que, contrastando el tono principal de la tela sobre una base negra apenas visible, contribuye a crear profundidad y relieve.

Disponible en 15 colores, Marlin cuenta con 40.000 ciclos Martindale y un acabado repelente al agua que le brinda la capacidad de adecuarse a cualquier pieza y entorno, ofreciendo así una versatilidad única.

Más noticias relacionadas con Pepe Peñalver