Reportajes

Monouso

Ecorresponsables, económicos y prácticos

Klimer 2000

Además de ser cómodos, económicos y prácticos, los productos desechables ofrecen grandes ventajas: no requieren de un gran espacio para almacenaje; no estás atado a un solo modelo de vajilla, cubertería o mantelería; ahorran tiempo en recoger y limpiar, etc. Materiales reciclados, reutilizables, compostables y/o biodegradables son los protagonistas.

El pasado 3 de julio de 2021 entraba en vigor la directiva comunitaria de 2019 para prohibir, reducir o exigir el marcado de una docena de plásticos de un solo uso con fuerte impacto ambiental. La prohibición afecta a las pajitas de bebidas, bastoncillos de algodón, el menaje (platos, cubiertos y vasos), agitadores de bebidas y los palitos de globos de plástico, que deben estar fabricados con materiales alternativos. Además, quedan prohibidos los recipientes para alimentos hechos de poliestireno expandido (corcho blanco), usado para contener alimentos de consumo inmediato (como cajas de hamburguesas de restaurantes fast food ) y los vasos de ese mismo material. Igualmente, se prohíben los productos hechos con plástico oxodegradable (que se deshace en trocitos, pero no se degrada). España no llegó a tiempo a la normativa europea. El pasado mes de diciembre el Congreso aprobó la nueva ley de residuos, que debe servir para que nuestro país enderece el rumbo en la gestión de sus desechos, pero aún debe entrar en vigor. Cuando lo haga, la comercialización de estos productos también quedará prohibida en España. Esta normativa repercute en que las empresas hayan buscado alternativas ecorresponsables y que hagan un esfuerzo en inversión centrado en introducir líneas de producto elaboradas con materiales más sostenibles, biodegradables, compostables y reciclables tanto en envases como en packaging con la finalidad de contribuir de esta forma al gran reto medioambiental que tenemos por delante.

Puede leer el artículo completo si lo descarga aquí