Otros sectores

Ledvance lanza al mercado el purificador de aire UVC HEPA

Ledvance lanza el purificador de aire UVC HEPA: portátil, sostenible y ecológico. El dispositivo elimina hasta el 99,9% de los virus (incluido el Covid-19) y las bacterias con rayos ultravioleta. 

El aire que respiramos contiene polvo, polen, ácaros y otros organismos y bacterias que pueden perjudicar la salud. El humo del tabaco y la contaminación en general son otros dos factores que nos impiden respirar un aire puro y dan lugar a la aparición de malos olores y de afecciones respiratorias como el asma. Con el nuevo purificador de aire UVC HEPA, Ledvance acaba con estos problemas con un aparato que mide solo 16 centímetros y se alimenta por cable USB. Su pequeño tamaño permite situarlo en cualquier rincón de centros escolares, oficinas, restaurantes, vehículos, hogar, etc.

Desinfección en tres pasos

UVC HEPA utiliza una desinfección en tres pasos para purificar el ambiente y reducir, por ejemplo, los niveles de polen que tantas molestias acarrean esta época del año, o el riesgo de contagio por Covid-19.

En primer lugar, el filtro HEPA H13 evita que las partículas de aerosol penetren. En segundo término, la desinfección de este filtro se realiza con rayos ultravioleta y, finalmente, los led violed UV-C desinfectan también el resto de aire que penetra en el purificador. Como el dispositivo no contiene productos químicos ni lámparas de mercurio, también se puede utilizar con bebés y mujeres embarazadas. 

El purificador UVC HEPA es muy silencioso y dispone de tres velocidades: baja, media y alta.

Ventajas de la luz ultravioleta

La luz ultravioleta tiene la facultad de destruir la estructura del ADN de una variedad de virus, bacterias y otros patógenos en cuestión de segundos. Por esta razón, las lámparas UV-C se utilizan para la desinfección del aire, el agua y determinadas superficies. Hasta hace escasos meses la utilización de la radiación ultravioleta se venía utilizando exclusivamente en el sector industrial, pero la evidencia sobre su eficacia y seguridad en la desinfección del coronavirus ha extendido su uso al sector sanitario.

Cuatro rangos diferenciados

En comparación con la luz visible, la radiación UV o radiación ultravioleta tiene una longitud de onda mucho más corta y se divide en cuatro rangos diferentes. Cada uno tiene sus beneficios y áreas de aplicación.

  • UV-A: La radiación ultravioleta con la longitud de onda más larga puede hacer que ciertas sustancias emitan fluorescencia. Las lámparas UV-A se utilizan en locales de entretenimiento y en la medicina forense, entre otros usos.
  • UV-B: Con una longitud de onda ligeramente más corta que la UV-A, la radiación UV-B tiene un efecto bronceador en la piel humana.
  • UV-C:Tiene la segunda longitud de onda más corta de todas las radiaciones UV. Es muy rico en energía y puede matar bacterias y virus. Las lámparas de vapor de mercurio se consideran actualmente la fuente de radiación UV-C más eficaz.
  • EUV: Con su longitud de onda muy corta, Extreme UV se utiliza sobre todo para la fabricación de chips.

La radiación UV-C tiene muchas ventajas sobre otras opciones desinfectantes. Al no requerir productos químicos o compuestos tóxicos, los patógenos no pueden desarrollar resistencia a ellos. Además, la irradiación rápida no cambia las propiedades de un producto, pero puede convertir instantáneamente a los patógenos en inofensivos. Asimismo, no deja residuos ni decoloración, ni se produce ozono en el rango superior a 240 nanómetros.