Alimentación y bebidas

La Sonrisa 2015, nuevo vino blanco de Dominio de Tares

la-sonrisa-de-tares-bajaDominio de Tares cumple con La Sonrisa de Tares uno de sus anhelos para este año, elaborar un vino joven, blanco y con la variedad autóctona godello, una uva que es un valor en alza y que triunfa entre los consumidores más jóvenes por su personalidad, autenticidad y diferenciación.

La etiqueta de La Sonrisa es un caleidoscopio de viñas, de tierras y de cielo. Todos estos elementos marcan la vida de un vino y juntos es lo que realmente se necesita para elaborar un vino que, aún siendo joven, también puede ser grande.

La Sonrisa de Tares tiene un marcado acento berciano, donde destacan los aromas más característicos de la variedad Godello, y con una juventud exultante en sus aromas a cítricos, manzana verde y fruta de hueso. En boca es refrescante, de acidez cremosa, alcohol moderado, textura suave y final persistente. Para su elaboración, se ha vendimiado a mano racimo a racimo, con viñas de más de 15 años.

El equipo de bodega y su enólogo, Rafael Somonte, han sonreído con el nuevo “niño” de la bodega, ya que para ellos “elaborar un vino joven y de calidad es tan difícil o más que hacer sonreír”.

Bodega Dominio de Tares, desde su puesta en marcha en el año 2000, ha buscado siempre los mejores viñedos para elaborar sus vinos. Han encontrado los mejores pagos de Mencía y Godello y con ellos quieren demostrar el enorme potencial de su terroir.