Reportajes

La era de los interiores hiperactivos

¿Cuál es el siguiente paso de cada tendencia trascendente del diseño de interiores?

Hyunday Moka Garden (Corea del Sur). Diseño de Hayon Studio

Cada cambio de año todos los analistas se precipitan a especular y prever el devenir evolutivo de la transformación del entorno que nos rodea en las acciones cotidianas. El diseño de los interiores se ha convertido en un núcleo de progresión constante, un epicentro de innovación y creatividad, a partir del cual el ser humano encuentra nuevas soluciones y nuevas estéticas que se adecúan a formas de vida contemporánea en desarrollo.

En la intersección del diseño, la arquitectura y la artesanía, los laboratorios de futuros realizados con varias escuelas internacionales de diseño, con profesionales y estudiantes de más de 90 países, aportan líneas guía muy definidas. Nos aventuramos a pronosticar la entrada en una nueva era, la era de los espacios hiperactivos.

Los espacios que se están creando contienen dimensiones especiales que generan estímulos, cuidan nuestra salud y pueden calmarnos. Los diseñadores afrontan el desafío de implementar los avances tecnológicos y proponen espacios que se interrelacionan directamente con las personas. 

Hoy toda oficina, residencia, o espacio público –restaurante, hotel o tienda– no debe ser un espacio pasivo. Sos nuevos códigos dictan que debe haber interactividad con los habitantes o visitantes; son los nuevos espacios hiperactivos: estimulantes, calmantes y cuidadores.

1-. Espacios estimulantes

Tienda Presentedby in parnership with Silkway part of Al Hokair Group. Diseño de Carmelo Zapulla, External References

Más allá de los espacios que generan experiencias, los espacios que estimulan la creatividad, la imaginación o provocan interacción.

Asombran y activan.

  • Los espacios de impacto de External References nos sumergen en mundos en los que es imposible escapar de la sorpresa y la admiración. Espacios escenográficos preparados para el juego, mental y físico.
  • Los hoteles extreman sus atracciones, sus ejes escenográficos para cautivar a distintos públicos. Los espacios envolventes y llenos de color de Jaime Hayon capturan la imaginación y nos hacen viajar a su particular, único y lúdico universo creativo.

2-. Espacios calmantes

Colección Balloon CrousCalogero para Estiluz

Más allá de los espacios relajantes donde se debe hacer un esfuerzo mental para situarse, el paso más allá del 2023 son espacios estudiados para provocar tranquilidad inmediata, bajan revoluciones y calman.

  • La luz es el elemento indispensable para estos espacios sedantes, ambientes que se convierten en un bálsamo para las personas. Luminarias de línea sencilla, diseños clásicos atemporales, que inducen a la meditación.
  • El trabajo manual de los artesanos se deja ver en cada pieza y detalle, lo humano frente a la máquina, una sensación de conexión inmediata, cada vez más necesaria.
Tienda AESOP Madrid, diseño de Ciszac Dalmás

3-. Espacios cuidadores

Colección Mobility Step, Design and Innovation Actiu

Más allá de los componentes saludables de la nueva generación del diseño unido a la salud, el siguiente paso incide en las nuevas dinámicas laborales, sean en oficinas o casas. Nuevos diseños que promueven una innovación centrada en la mejora definitiva de cada elemento del mobiliario, la iluminación o la ambientación.

  • El objetivo determinante es la mejora la vida laboral de los profesionales de todas las disciplinas. Mobiliario cambiante, según los momentos del día y adecuados a cada morfología humana, ergonomía y adaptabilidad extrema.
  • Con la colaboración de Cosentino. Nueva construcción modular y soluciones 3D en el proyecto Living-Lab Room2030. Tiene la configuración de una vivienda o suite de hotel que se instala en cuatro horas, sus dimensiones son de 48 m2 divididos en dormitorio, baño, salón y porche. Incluye innovaciones como  materiales inteligentes, activos y sostenibles, tecnologías de la salud avanzadas, eficiencia medioambiental y energética.
Casa industrializada b Home, diseño de Sergio Barragaño

Investigación y texto de Marisa Santamaría

Fuente: Intituto Silestone

Más noticias de Instituto Silestone