Mobiliario

Funcionalidad en las banquetas retro de Sandra Marcos

A los pies de la cama, en un coqueto rincón del salón o como mesita complementaria. Las banquetas auxiliares son prácticas y muy polivalentes, además de bonitas.

Tanto si se necesita un descalzador, como si lo que se busca es un espacio para dejar la ropa o un asiento para cualquier estancia, este tipo de banco tapizado encaja en todos los ambientes, si se saben combinar los diferentes textiles.

Los que la decoradora e interiorista Sandra Marcos tienen un aire retro con estilo propio.

El capitoné y las patas cilíndricas de hierro con acabado de pintura latón, así como el tapizado con tejido de Gastón y Daniela, convierten a estas banquetas auxiliares en auténticas piezas mid century, que demuestran que la funcionalidad no está reñida con el diseño.