Reportajes

Espacios infantiles: diversión accesible

Los complejos turísticos y hoteles con parques infantiles y áreas de juego y ocio ofrecen una excelente opción de entretenimiento para las familias. Estos espacios permiten que los niños disfruten de las vacaciones al máximo, al tener la oportunidad de jugar e interactuar libremente, lo que sin duda agrega valor al hotel.

Riu Palace Punta Cana

En la búsqueda del destino vacacional ideal, la presencia de espacios de ocio amables y seductores para toda la familia emerge como un factor determinante. Las zonas infantiles no solo pueden prolongar la estancia, sino que también enriquecen la experiencia del cliente, ejerciendo influencia directa en su elección final. Para los niños, verdaderos protagonistas de las decisiones familiares, las zonas de ocio son un elemento crucial en su desarrollo. Contar con áreas para los más pequeños de la casa ofrece la posibilidad de disfrutar de una opción de diversión accesible sin tener que salir del complejo, manteniendo la comodidad y la conveniencia de su estancia. 

Una de las mejores maneras de permitir que los niños quemen algo de energía, usen su imaginación y, en definitiva, se diviertan, es instalar un parque infantil ya sea interior, exterior o ambos. Puede ser en el lobby o recepción mientras los padres esperan a hacer el check in/out, en un miniclub, un parque infantil con columpios o toboganes, una zona de juego con agua…

A la hora de crear un proyecto de zona infantil, los hoteleros exigen, para Almudena García Gómez, CEO de Savia Proyectos y Mantenimiento, “generar experiencias de ocio seguras a los clientes finales, en este caso, los niños”.

En ello coincide Claudi Fitó Díez, CEO de Topludi, al señalar que “el producto debe generar una atracción entre sus clientes para mejorar la experiencia en el establecimiento”.

Por su parte, Javi Vallejo, gerente delegado de Modular Sistemas de Ocio-IKC Spain, cree que “cada vez se demanda más diseño, productos vistosos, duraderos con poco mantenimiento, entretenidos y, por supuesto, con la máxima seguridad para los niños”.

Además, Saioa Amatria, CEO de Isaba, agrega que “los hoteleros buscan diseño de espacios singulares, únicos y que se integren con el proyecto de arquitectura general para aumentar la diferenciación y competitividad del hotel. De igual forma, reclaman que las zonas infantiles sean seguras, atractivas, y que ofrezcan una experiencia divertida y educativa para los niños. También quieren que las zonas infantiles sean fáciles de mantener y que no requieran un gran presupuesto de mantenimiento”.

Puede descargarse el artículo completo aquí

Más información relacionada con espacios infantiles