Reportajes

Equipar un salón de eventos

Cómo generar valor

Las personas que viajaron a España para asistir a reuniones, eventos y ferias superaron los 10 millones y gastaron un 330% más que la media del turista convencional, generando un impacto económico de más de 12.000 millones de euros, según datos relativos a 2019 del INE. Ante estas cifras, es imprescindible para la cuenta de resultados de un hotel disponer de infraestructura para organizar todo tipo de eventos.

Simon

La industria de reuniones en España cuenta con un tamaño estimado de 12.314 millones euros, según cifras de 2019, año de referencia, extraídas de un informe de Braintrust elaborado en colaboración con el Spain Convention Bureau. En 2020, con la irrupción del Covid-19, sufrió una caída del 75%, llegando a los 3.179 millones de euros, creciendo en 2021 hasta alcanzar los 5.079 millones de euros, todavía con un nivel de cerca del 40% sobre las cifras prepandemia, y con una recuperación paulatina hasta una previsible recuperación total en 2024.

La cifra de viajeros MICE en España sigue la línea de la cifra de gasto en cuanto a la curva de caída y recuperación prevista. Si en los años previos a la pandemia el sector contabilizaba en torno a 10 millones de viajeros, en 2020 esta cifra descendió hasta los 3 millones (-70%). En 2021 experimentó una recuperación del 52% respecto al año anterior, si bien hasta el periodo comprendido entre 2023 y 2024 no se espera poder contar con unos datos de viajeros similares a 2018-2019 (10,5-19,31 millones de viajeros MICE).

El gasto medio del turista de reuniones se situaba alrededor de los 315-320 euros en época prepandemia, descendiendo un 13% (283 euros) en 2021. Poniendo en contexto estos datos, este nivel de gasto diario ha llegado en este último año a ser más del triple que el de un turista que viaja por motivos de ocio en España. Estas cifras revelan la enorme importancia de la industria del turismo de reuniones en lo referente a generación de valor y crecimiento para un destino, contribuyendo en retos clave como la desestacionalización, el aumento del gasto medio o de la recurrencia.

Tomando como punto de comparativa la situación de 2019, se espera que la recuperación del sector MICE en España hasta niveles prepandemia no se produzca hasta 2024. El año 2021 cerró con mejores datos que 2020, pero aún lejos de la normalidad. A partir del segundo semestre de 2022, si la situación es estable, el sector puede comencar a levantar el vuelo de forma más destacada, llegando a niveles de 2019 en torno al segundo y tercer trimestre de 2024.

La cifra de empleos directos en este tipo de turismo está en torno a los 87.000, lo que supone un 8,32% de los puestos de trabajo relacionados con la actividad turística.

Por tanto, la industria de reuniones en España debe posicionarse como líder mundial a través de un modelo de negocio innovador y escalable, basado en la colaboración público-privada, situándola en un marco de sostenibilidad, que fomente la integración entre el visitante y el habitante. Debe aprovechar la amplia oportunidad de negocio multisectorial y de crecimiento de la demanda a nivel global que la era postpandemia va a brindar a los destinos que se sepan contribuir al propósito de los clientes.

Puede descargarse el artículo completo aquí

Más información relacionada con la temática