Reportajes

Eficiencia energética y recursos sostenibles

Valor de marca

Signify Iberia

Fomentar la construcción y la rehabilitación de edificios sostenibles, entre ellos los hoteles, es prioritario para preservar el futuro de los países. La reducción del impacto sobre el entorno y la mejora de los procesos de fabricación son el modo de contribuir a la conservación del planeta, ya que el compromiso medioambiental está estrechamente ligado a la innovación, al desarrollo y a la calidad de los productos que se fabrican.

La sostenibilidad se ha convertido en uno de los grandes valores de las marcas. Seis de cada diez turistas se sienten atraídos por las empresas que están comprometidas con el medio ambiente e incluso el 30% está dispuesto a pagar más por alojarse en un hotel con esas características, según datos difundidos por el comparador de seguros Acierto.com. Para garantizar el confort térmico, acústico y lumínico de sus huéspedes, los hoteles necesitan mucha energía, tanto que el consumo energético supone entre el 14 y el 15% de los costes de explotación, pudiendo alcanzar entre el 20% y el 22%. Más allá de los sistemas instalados en el hotel, hay que tener en cuenta factores como la construcción y la ubicación del hotel porque estoscondicionantes pueden variar la factura energética entre un 10% y un 15%. Así, un hotel que se encuentre en una zona sometida a temperaturas extremas tendrá un consumo mayor de aire acondicionado y calefacción, frente a uno ubicado en un emplazamiento con temperaturas más constantes. Y lo mismo ocurre con la orientación e incluso con el tipo de segmento que atiende el hotel. Entre las medidas más importantes a adoptar se encuentran atender temas como la climatización, la iluminación y el agua caliente sanitaria, que acaparan el 75% de consumo de energía en hoteles.

Frente a la crisis climática, los gobiernos de todo el mundo están implementando nuevas leyes y estándares ambientales para cumplir con sus objetivos de emisiones cero netas. En regiones como Europa y Estados Unidos, la descarbonización de los edificios forma parte integrante de las medidas adoptadas, siendo esta última responsable de casi el 40% de las emisiones globales.  Así, Adolfo Barroso, buildings segments director de Schneider Electric, indica que, “según la Alianza Mundial de Edificios y Construcciones, el 28% de las emisiones mundiales de CO2 proceden del funcionamiento de los edificios. Si se añaden los materiales de construcción y la edificación, la cifra se eleva al 38%, lo que convierte a los edificios en la mayor fuente de emisiones de CO2 . Para reducirlas, hay que actuar sobre el consumo energético a través de la digitalización. Hablamos de electricidad 4.0, la convergencia del mundo eléctrico y el digital, que impulsa un futuro con emisiones netas 0. Actualmente, todos los edificios resultan altamente ineficientes energéticamente y los hoteles, en particular, consumen hasta un 50% más de energía que un edificio de viviendas de las mismas dimensiones. Para avanzar en su camino hacia la sostenibilidad, los hoteles deberán ser más digitales y eléctricos. La tecnología será crítica para impulsar su eficiencia energética y reducir sus emisiones, al mismo tiempo que siguen asegurando el confort de los ocupantes. La clave es realizar una gestión integrada del edificio, desde la fase de diseño del activo hasta la explotación y el mantenimiento. El reto no es solo contar con los datos necesarios sino también analizarlos y convertirlos en conocimiento, mediante algoritmos de inteligencia artificial, para poder tomar mejores decisiones”.

Puede leer el artículo completo descargando aquí