Actualidad

Dedon participa en la nueva terraza del Burj Al Arab de Dubai

© Sean Conboy

© Sean Conboy

Dedon participa en la nueva terraza del hotel Burj Al Arab en Dubái. Este extraordinario hito arquitectónico, que ha sido completado recientemente y que establece un nuevo estándar en las experiencias exteriores de lujo, constitutye un espacio único con restaurante, piscina, playa y bar que se extiende hasta el mar desde los pies del hotel de fama mundial Jumeirah Burj Al Arab.

Con un estilizado toldo tropical que inunda toda la estructura, la terraza, de 10.000 m², incluye una piscina de agua dulce de 612 m² y una piscina infinita de agua salada que se funde con el horizonte. Más de 700 muebles de Dedon, entre los que se incluyen 24 piezas Swingrest y 178 tumbonas Rayn, garantizan la experiencia del lujo de ir descalzo a un nivel hasta ahora inusitado.

Admares, especialista finlandés en propiedad inmobiliaria y construcción, ha diseñado esta terraza, la mayor iniciativa hasta la fecha de este tipo, en colaboración con otras dos empresas líderes finlandesas, interior design studio Kudos y architecture practice Sigge. Dedon ha suministrado una amplia gama de muebles de la mejor calidad, personalizados según las especificaciones precisas de color del proyecto.

«Desde el concepto hasta la ejecución, la terraza del Burj Al Arab representa el máximo grado de calidad», comenta Sven Gross, director ejecutivo de Dedon. «Como este es el enfoque que siempre hemos adoptado con nuestros muebles, para nosotros ha sido todo un placer poder participar en un proyecto tan ambicioso, aportando nuestra experiencia única en la fabricación y personalización para contribuir a ofrecerles a los clientes una experiencia inolvidable»», añade Gross.

La terraza del Burj Al Arab, con su estructura subyacente de 3.000 toneladas de acero, fue construida en Finlandia en tan solo 11 meses. Transportada por partes a Dubái, se necesitaron doce semanas para montar y equipar la terraza. La instalación ha hecho uso de las más modernas técnicas de construcción marítima y costera para reducir el impacto medioambiental, con el objetivo de dejar la mínima huella, además de crear un arrecife artificial debajo que servirá para acoger vida marina.