Pavimentos y revestimientos

Cuatro nuevos diseños de revestiminto mural vinílico de Vescom

Puccini

Vescom presenta cuatro nuevos diseños de revestimiento mural vinílico (Watson, Lismore, Jarvis y Puccini), mates, resistentes, elegantes y acogedores. La gran variedad de diseños caracteriza esta presentación. La paleta de colores se ajusta perfectamente con los materiales.

Watson ofrece un aspecto industrial de hormigón, con acabado mate. Su sutil policromía le da mayor profundidad. La paleta de colores incluye distintos tonos grisáceos, piedra y tierra, con matices suaves.

Lismore muestra la irregularidad del lino. Su apariencia textil, en conjunción con las ventajas funcionales del vinilo y su facilidad de limpieza, hacen que este diseño se pueda utilizar en multitud de entornos, incluyendo el sector sanitario. Lismore ofrece una amplia paleta de colores, con tonos suaves, cálidos y naturales. Su aspecto seco hace que Lismore combine perfectamente con las telas para cortinas con efecto de oscurecimiento y atenuación. La oferta de tonos cálidos y naturales de Lismore permite combinarlo muy bien con la tela para cortinas transparente Chira.

Jarvis presenta un carácter rico y más marcado. Su aspecto textil se anticipa a la demanda de productos con más profundidad en la estructura del tejido. Jarvis ofrece una apariencia sutilmente metálica. Con distintos matices de gris, bronce y tonos oxidados, este diseño supone toda una novedad dentro de la colección de Vescom.

Puccini es una línea clásica y elegante con apariencia de seda mate. Disponible en tonos naturales y modernos. Su diseño es profuso, en capas y combina muy bien con el revestimiento mural Florence. Algunos colores están además adaptados a los tonos de Florence. Especialmente indicado para el sector de la hostelería.

Ventajas del revestimiento mural vinílico
El vinilo es un material que ofrece una serie de propiedades funcionales. En combinación con un soporte de algodón, es extraordinariamente fuerte, duradero e inalterable a la luz, no pierde el color, resiste raspaduras y golpes. Se puede colocar sin que se vean juntas y es fácil de mantener. Los revestimientos murales vinílicos Vescom pueden durar fácilmente entre diez y quince años.