Alimentación y bebidas

Corimbo 2012, fruto de una añada fresca y seca

CORIMBOLa 2012 es la nueva añada de Corimbo de Bodegas La Horra, un vino 100% tinta del país fruto de una viticultura sostenible en viñedos en vaso, con una edad media de 20 años, en el entorno de La Horra y Roa (Burgos). Corimbo 2012 es un vino marcado por la finura y el equilibrio, propios de una añada fresca y seca en la Ribera del Duero.

La cosecha estuvo marcada por una gran sequía, que venía después de otro año muy seco en 2011. Durante el mes de abril se recogieron más de la cuarta parte de las precipitaciones de todo el ciclo, mayo fue cálido y la brotación muy buena. Después de la enorme sequía durante el verano, la maduración fue buena debido a unas lluvias que llegaron a tiempo en el mes de septiembre y al salto térmico entre la noche y el día. Los vinos son de menor corpulencia que 2011 pero más frescos y equilibrados.

Corimbo 2012 en nariz es intenso, con notas muy frutales en la gama de la cereza, la ciruela y la mora. Las delicadas notas de maderas finas se integran perfectamente con las frutas para dar una sensación muy acogedora. Un ligero especiado en la línea de las hierbas aromáticas de pinar y un fondo de clavo, lo hace enigmático.

En boca se vuelve amable, muy expresivo, con tanino fino y fresco, y de buena textura. Es envolvente y acariciante, con sensación de frutas rojas en las que destaca la cereza. Sin duda, es un vino para disfrutar por su elegancia, su carácter amable y su frescura.