Mobiliario

Colección cápsula Harris Tweed en Ondarreta

Los excepcionales acabados en tapicería son clave de diferenciación en las colecciones de Ondarreta, no solo por el plus en confort que aportan o la interesante propuesta de tejidos, también por que son un ingrediente fundamental a la hora de crear espacios.

La alianza con Harris Tweed lleva la calidad de los tejidos legendarios de las islas británicas con una paleta de colores incomparable que viste a los Lord ingleses desde hace más de 100 años. Y ahora tapiza los poufs Aia de Ondarreta.

La variedad de matices de color que ofrecen sus tweed, gracias al proceso de pigmentación de la lana antes de convertirse en fibra, es una particularidad única en el mundo textil. Harris Tweed es la única tela en el mundo con  denominación de origen regida por una ley del Parlamento Británico: la Harris Tweed Authority, que cobijó a todos los tipos de tweed producidos en las islas Hébridas Exteriores, y es la única entidad con la potestad de reconocer un paño como auténtico Harris Tweed y de asegurar que este provenga de lana virgen pura y haya sido teñido, hilado y tejido a mano por los isleños en sus casas.

Los asientos de Ondarreta tapizados con Harris Tweed aportarán un sinfín de posibilidades de complementar o transformar los diferentes estilos de los espacios de hoy, desde los más clásicos a los más desenfadados y divertidos, con una deleitable diversidad de colores y tejidos.

Esta alianza ha adquirido aún más sentido al comparar los orígenes de ambas firmas, en paisajes montañosos y marítimos al mismo tiempo, la forma de abrigarse del frío, su forma rigurosa de trabajar… y, sobre todo, el diseñar con calidad sobre el tejido que alberga el legado más valioso: la posibilidad de evolucionar sin perder la tradición y la esencia.

Harris Tweed, la única tela con denominación de origen del mundo

La historia de Harris Tweed se remonta al siglo XVIII cuando los pescadores de la época se dieron cuenta de que, tejiendo el hilo hecho a mano por sus mujeres con lana de cordero de la isla, obtenían prendas aptas para salir al mar pese al clima frío y tormentoso. ​Hasta mediados del siglo XIX esta tela solo se producía para uso en las islas o para ser vendida en los mercados locales.

En 1846, Lady Catherine Herbert heredó el estado de North Harris de su difunto esposo, Alexander 6th Earl of Dunmore. Impresionada por la calidad de la tela y por las técnicas utilizadas, se empeñó en mejorar la eficiencia del proceso de producción y en promover el producto entre la aristocracia victoriana. Las propiedades resistentes y térmicas del tejido lo convirtieron en una opción popular para la caza y el deporte entre clase alta. A partir de ese momento el Harris Tweed empezó a darse a conocer y a ser muy demandado en otros lugares.

A medida que el tweed se fue volviendo más popular, comenzaron a aparecer versiones más baratas del paño apropiándose de la marca Harris Tweed. Surgió entonces la necesidad de garantizar la autenticidad del tejido estableciendo Harris Tweed Authority y añadiendo la marca de certificación The Orb Mark con la cruz de Malta.

Esta marca de certificación –la marca registrada más antigua del Reino Unido– es estampada en la etiqueta de cada prenda para demostrar que el tweed del que está hecha es auténtico Harris Tweed.