Actualidad

Carré Furniture equipa el interior del Aura Palacio de Correos de Logroño

Daniel Isern ha sido el arquitecto encargado del proyecto

El antiguo edificio de correos, referente del estilo neobarroco, es el espacio que acoge el Aura Palacio de Correos de Logroño, en cuyo proyecto ha intervenido Carré Furniture.

El edificio, que data de los años 30 y cuya fachada cuenta con un grado de catalogación, llevaba más de diez años cerrado y su desuso había causado serias patologías estructurales. Su interior estaba totalmente apuntalado y no conservaba ninguno de los elementos originales de su etapa en activo.

Dos cabezas de leones con la boca abierta custodian la puerta. Son los antiguos buzones del Palacio de Correos de Logroño, construido en 1932, que aparecieron entre los escombros de las obras que han convertido al edificio en el Áurea Palacio de Correos, el primer hotel de cinco estrellas de la ciudad. Un hotel boutique de cinco estrells perteneciente a la cadena Eurostars Hotels Company y que ha sido proyectado por el estudio de arquitectura Isern Associats.

El arquitecto especializado en proyectos hoteleros Daniel Isern ha sido el encargado de idear esta nueva vida del Palacio de Correos, en pleno corazón de Logroño y que ha contado con la participación de Carré para el equipamiento de las habitaciones y zonas comunes.

El proyecto conservó las fachadas originales del edificio y el interior se conceptualizaría para albergar un hotel boutique de 41 habitaciones, incluyendo dos júnior suite alojadas en los torreones, más zonas comunes compuestas de lobby-recepción, bar, restaurante, reservado, spa, sala de masajes, gimnasio, aparcamiento y una terraza con vistas a los tejados del casco antiguo.

Para diseñarlo, se ha tratado de plasmar en su interior el pasado uso del edificio, convirtiendo el hotel en un homenaje a la actividad de origen del inmueble, con una completa colección de las tarjetas postales con las que los carteros felicitaban antaño las fiestas, con piezas del siglo XVIII. Daniel Isern ha reinterpretado el pasado para ocupar el presente.

Habitaciones y zonas comunes

Las zonas comunes lucen materiales nobles como la madera, el granito natural, la chapa de hierro, el latón e introducen parte de la cultura local mediante la exposición de vinos. Recorriendo el núcleo de chapa de hierro, nos adentramos en la zona del restaurante Matasellos, acotado con un espacio más delimitado y recogido pero igualmente en contraste entre el espacio servidor y el servido.

Las habitaciones del Áurea Palacio de Correos son un viaje de lo sobrio a lo acogedor. Han sido diseñadas para ser el espacio donde el usuario pueda sentirse como en casa disfrutando de todas las comodidades. El huésped accede a ellas a través de un espacio sobrio de madera y alicatado oscuro. En el mismo acceso encontramos un armario y un maletero así como una zona de escritorio en la que poder trabajar.

Art Déco reinterpretado

El Art Déco reinterpretado en clave contemporánea inspira el interiorismo de las cuatro plantas. Los baños son cajas de cristal satinado enmarcadas en un sutil dorado que se iluminan como una gigantesca linterna, los techos están decorados con motivos geométricos hechos a partir de patrones de los años veinte…, pero sin renunciar a la tecnología.

El proyecto de interiorismo propone una perfecta fusión entre el pasado y el presente sin perder de vista el futuro. Toda la parte desarrollada por Carré ha cumplido el objetivo de integrarse en el edificio de manera natural, como si fuera parte del mismo. Una presencia discreta que ofrece todas las funcionalidades necesarias como las de los escritorios, armarios, mobiliario de TV o los pasillos comunes o zonas de entrada y del restaurante.

Claves de interiorismo

La distribución de las habitaciones, como hemos visto anteriormente, marca una clara distinción entre dos espacios tanto a nivel distributivo como material: un acceso más sobrio conseguido gracias al granito, la madera, el cristal y el dorado; y un espacio de habitación más soft con el dorado y la madera como protagonistas principales. Un papel con sellos antiguos de Correos hace un guiño a la vida pasada del edificio como oficina de Correos.

Las habitaciones del Áurea Palacio de Correos reciben al huésped en un espacio sobrio de madera y alicatado oscuros acompañados, por una gran cristalera latonada con cristal opal bronceado que actúa como una gran pantalla de luz. En el mismo acceso, el huésped encuentra un armario y un maletero, y una zona de escritorio donde poder trabajar.

La importancia de la innovación

El concepto de la innovación en los proyectos de hoteles va más lejos que lo referente a la tecnología. También alcanza al diseño de los establecimientos y a su equipamiento, tanto de las habitaciones como de sus espacios comunes.

Nuevos espacios, materiales más sostenibles o líneas menos rígidas son algunos de los nuevos criterios que Carré tiene presentes a la hora de diseñar y fabricar los productos de cada proyecto de hotel.

Más noticias sobre Carré Furniture