Baños

ADA Cosmetics lanza el dispensador Shape

ADA Cosmetics, inventor del primer sistema de dispensadores para el sector hotelero, lanzará su último avance a principios de 2022: Shape. El nuevo dispensador cumple dos de las principales demandas de nuestros tiempos: sostenibilidad y seguridad. Y lo hace sin limitar su diseño o rendimiento.

Estética funcional

En el diseño, Shape sigue el sendero del Smart Care System de ADA Cosmetics que, con ocho millones de cartuchos vendidos, es el sistema dispensador de la empresa de mayor crecimiento hasta hoy. Los esbeltos frascos irradian ligereza y transparencia, además de calidad y elegancia. La novedad en SHAPE es su cierre de bomba fácil de manejar. Basta con pulsar ligeramente con el dedo para obtener la dosis exacta de jabón, loción o gel necesarios, con precisión y limpieza, sin goteos. Así, ADA Cosmetics ofrece una variedad aún mayor y satisface las diversas preferencias de los usuarios.

Seguro: Shape colma las más altas exigencias de higiene

Para el fabricante, ofrecer la máxima seguridad ha sido algo prioritario a la hora de desarrollar este nuevo dispensador. No en vano, los huéspedes desean protección y seguridad, sobre todo en las áreas de baño y wellness. Esto es aún más importante si cabe en los tiempos del coronavirus, así como que los estudios científicos confirman que los sistemas dispensadores rellenables suelen estar contaminados con bacterias. Shape ha sido concebido como sistema cerrado. Un cierre de precisión asegurado evita de forma fiable que entren gérmenes al cartucho. Así, los productos cosméticos que contiene se mantienen higiénicamente limpios, hasta la última gota. El diseño rectilíneo y la superficie lisa permiten que los cartuchos se limpien y desinfecten fácilmente. Las franjas transparentes ubicadas en los laterales permiten reconocer cuánto producto queda en el cartucho. Si está vacío, puede ser sustituido con un par de movimientos y, en cuestión de segundos, todo vuelve estar listo para los huéspedes.

Sostenible: hasta un 85% menos de residuos líquidos y plásticos

Shape son frascos de 300 ml a prueba de manipulación y robo, con un dispositivo de bomba. Cada frasco de 300 ml sustituye entre 20 y 25 minifrascos. Gracias a que los cartuchos pueden vaciarse completamente, tampoco hay restos de producto que terminen en la basura, algo que suele ocurrir con las monodosis. Las botellas y los cierres de bomba son de polipropeno sin sustancias nocivas y 100% reciclables. Tras su uso, los frascos se reinsertan en el ciclo de reciclaje. De este modo, Shape reduce los residuos líquidos y plásticos en hasta un 85%. Esto también beneficia al bolsillo: frente a las miniporciones, se ahorra hasta un 40% de costes. Actualmente, Shape está disponible en 15 colecciones cosméticas que abarcan desde la serie cosmética de estilo de vida o la cosmética natural certificada hasta la marca de lujo o diseño. Los soportes murales para los frascos se ofrecen en blanco, negro, cromo mate y brillo. A petición, Ada Cosmetics también permite la personalización de los frascos dispensadores con la identidad de marca del cliente. Y para que el cambio de las pequeñas porciones a los dispensadores pueda realizarse de forma fluida, la empresa ofrece un paquete de servicio completo.