Primera colección ‘outdoor’ de Carl Hansen & Son colaborando con Bodil Kjær

Por primera vez, Carl Hansen & Son presenta una colección pensada para outdoor, pero lo hace con su estilo y elegncia. A lo largo de su variada carrera, Bodil Kjær ha trabajado para crear armonía entre diseño y arquitectura, una ambición que, en 1959, dio lugar a una elegante serie de mobiliario para exterior caracterizada por sus cualidades funcionales y estéticas, que también era apta para uso interior. Casi seis décadas después del lanzamiento inicial de Indoor-Outdoor, Carl Hansen & Son suma esta serie de mobiliario arquitectónico a su colección de clásicos del diseño.

Basándose en la filosofía de que la escala de los muebles debe ser proporcional a su entorno, las dimensiones propias de los espacios exteriores llegaron a desempeñar un papel fundamental en el tamaño y la apariencia del mobiliario. Otro principio rector consistió en tratar de diseñar muebles que soportaran las variaciones de un clima cambiante con viento, sol, salitre, nieve, bruma y niebla.

La serie Indoor-Outdoor consta de una butaca, una mesa auxiliar cuya altura coincide con la de la butaca, una mesa de comedor, una silla de comedor, sofá de dos plazas, un balancín y una tumbona, todos ellos inspirados en el lenguaje de estilo cubista, que ha demostrado su atractivo visual permanente. A lo largo de los años, la serie ha sido fabricada en varios tipos de madera robusta y noble como la caoba, la teca y el fresno. Actualmente, Carl Hansen & Son vuelve a poner en el mercado la serie clásica de Kjær en teca maciza, que resiste a las condiciones meteorológicas cambiantes, envejece a la perfección y puede ser utilizada tanto en interior como exterior.

« « Noticia anterior | Noticia siguiente » »