Nuevas colecciones de tejidos en Alhambra

Alhambra presenta sus nuevas colecciones de tejidos 2018: Manhattan, Toscana y Hayku. En ellas se aúna la tradición y el impulso innovador de una nueva generación presente ahora en la compañía. Las telas buscan perdurar, mantener la calidad que ha identificado a la marca durante más de 40 años y un diseño audaz que esconde en sus tramas la tecnología más avanzada.

Manhattan
En pleno siglo XXI, fascinados por la nueva arquitectura de Manhattan, recorremos sus calles en busca de grandes arquitectos contemporáneos. Trazos verticales sobre la cuadrícula de Nueva York. Contrastes en blanco y negro buscando el protagonismo de las formas. Las líneas se encuentran en el aire, la perspectiva y los volúmenes. Tejidos construidos a escuadra. Elementos Decó que aparecen como parte del ADN urbano de la colección.

Así, Darwin, inspirado en la evolución humana, entre lo primitivo y cosmopolita al más puro estilo Decó, rinde homenaje a la fauna que en los años 30 quedó inmortalizada en los edificios de la Gran Manzana.

Piano presenta un juego de texturas en jacquard de rítmicas yuxtaposiciones buscando el contraste cromático.

Con Moore nos rendimos ante las formas más elementales de tejido que son ahora cuidadosamente bordadas y sobredimensionadas. Una escala que nos hace valorar aún más la artesanía.

Grazia cuenta con elementos étnicos como ornamento. Juego de formas superpuestas, bordadas, en contraste. Así transmite Grazia su herencia Decó. Un espíritu que elevó los pináculos de los más altos rascacielos.

Haiku
Haiku está inspirada en la emoción del momento, en el asombro y en nuestra conexión con la naturaleza.

Haiku es una colección con carácter propio, en la que dialogan textura, acabado e hilaturas de fibras naturales. Este conjunto de tejidos dota a la colección de la armonía y la serenidad propias del estilo nipón.

Lotus es impactante y rotundo, originalmente pintado al óleo sobre una gruesa arpillera. Este terciopelo nos remite a la densa vegetación y la singularidad de los manglares.

Kenzo evoca en su trazo las formas orgánicas en movimiento de la naturaleza.

Nenuphar, es etéreo y sutil, está inspirado por las pinceladas orientalistas y sus paisajes acuáticos.

Toscana
Alhambra propone un viaje a los campos de Toscana, a sus ruinas milenarias halladas por doquier, monedas romanas labradas por el tiempo. Nos dejamos seducir por los colores de la tierra, por los surcos en sombra bajo los cielos del atardecer, tonos rosáceos y azul profundo, verde olivo y arenisca en las fachadas. Texturas rugosas de infinitas colinas, girasoles bordados danzan bajo los cipreses de la Toscana.

Talento es opulencia inspirada en el clasicismo italiano. Terciopelo suave y dúctil, grabado en cuatro armoniosas tonalidades.

Pienza es un pequeño motivo geométrico en jacquard que rememora los antiguos mosaicos romanos.

Nina es un refinado motivo floral bordado sobre una base de lino, interpretado en cuatro colores.

Acompañan a esta colección tejidos lisos de textura robusta como Arezzo o Siena, un algodón con relieve de acabado envejecido.

« « Noticia anterior | Noticia siguiente » »