La primera edición del Biophilic Design Competion en España de Interface ya tiene ganadores

En el marco de la campaña +Positive Spaces1 de Interface, la firma de pavimento modular líder en sostenibilidad ha organizado la primera edición del Biophilic Design Competition en España. El concurso se ha centrado en el diseño de espacios capaces de reconectar a las personas con la naturaleza mediante la aplicación de la biofília, filosofía que aboga por el medio natural como vía para generar bienestar, salud y felicidad.

En la edición española del concurso, Interface ha colaborado con el IED Barcelona, escuela internacional y referente en diseño, moda, comunicación visual y management para empresas creativas, cuyos alumnos afrontaban el reto de diseñar un nuevo concepto de producto, espacio o servicio relacionado con el ámbito profesional (hoteles, educación y oficinas). El Biophilic Design Competition ha finalizado con la presentación de los proyectos y posterior ceremonia de entrega de premios en la escuela IED en Barcelona, abriendo paso a una segunda fase europea que tendrá lugar en 2018.

El jurado, compuesto por la paisajista Alejandra Coll, el periodista especializado en diseño y arquitectura David Quesada, el director de Desarrollo del área Design del IED Barcelona Oriol Guimerà y la concept designer de Interface en España y Portugal Odile Béranger, ha destacado el gran talento de las nuevas generaciones de diseñadores, que recuperan la naturaleza como elemento clave en sus diseños.

El proyecto ganador, La Burbuja Anexa, creación de la estudiante Paula Solá del IED, propone ‘parasitar’ las azoteas de los edificios con el objetivo de instalar espacios de trabajo colaborativo de diseño modular. Una gran cúpula permitiría a los usuarios aislarse del bullicio de la ciudad para trabajar o desconectar. Mediante el uso del EFTE, uno de los materiales más innovadores de la arquitectura actual, y de acabado transparente, el espacio funciona, a la vez, como mirador, desde el que los usuarios pueden observar el cielo y conectar con el entorno natural.

El Premio Especial del Jurado ha sido otorgado a Anastassiya Prokofyeva por su proyecto Natuera, una propuesta transgresora centrada en la digitalización que permite al usuario adentrarse en la naturaleza y conocer el origen de cada producto a través de una app y un dispositivo móvil.

Interface ha nombrado a Paula Solá como embajadora biofílica de Interface España en 2018 y será también la encargada de representar a España en la fase europea del concurso. Por su parte, la segunda ganadora disfrutará de una sesión formativa con la concept designer de Interface. Los dos proyectos ganadores también se expondrán en los showrooms de Interface en Madrid y Barcelona.

Raffaella Perrone, directora operativa del área Design del IED Barcelona, afirma que “estamos muy satisfechos con los proyectos de nuestros alumnos, que han superado con nota el reto planteado por Interface y que han demostrado los altos niveles de creatividad y transgresión del diseño del mañana”.

Por su parte, Odile Béranger, concept designer de Interface en España, añade que “ha sido muy estimulante conocer las propuestas de los estudiantes y desde Interface vamos a continuar nuestra apuesta por potenciar las propuestas de los que serán los diseñadores del mañana.

Interface lleva años promoviendo el debate sobre el diseño biofílico, filosofía inspiradora y muy necesaria en el contexto actual, en el que los ciudadanos pasan cada vez más tiempo en espacios cerrados y urbanos. Así, la firma se ha establecido como actor clave en esta materia, apostando por la integración de la naturaleza en el diseño interior con el objetivo de mejorar el bienestar y la salud de sus usuarios.

« « Noticia anterior | Noticia siguiente » »