La domotización de los negocios de verano ahorra energía, dinero y aumenta la seguridad

Con el verano a la vuelta de la esquina, los negocios propios de esta estación comienzan a abrir sus puertas. Desde hoteles y restaurantes en la costa hasta terrazas, piscinas y parques acuáticos en el interior trabajan contrarreloj para tener todo listo para los primeros clientes. En plana era digital, la inteligencia artificial ha entrado con fuerza en estas empresas que ven en la domotización de su negocio o establecimiento un aliado para el ahorro energético y económico, la optimización de recursos, la seguridad y la comodidad de la automatización de la gestión. Además, permiten un rendimiento más eficiente gracias a estrategias de Business Inteligence.

“La automatización de un negocio puede ser total o parcial y puede hacerla desde en pequeñas pymes o autónomo hasta grandes empresas. Por ejemplo, un hotel, una pequeña oficina de alquiler de barcos o una heladería pueden controlar la temperatura de los espacios, la iluminación, los routers de conexión Wi Fi, las alarmas de seguridad e incluso la gestión e incidencias que permitan trazar estrategias de negocio. Además de todo esto, los restaurantes o tiendas de comestible, por ejemplo, pueden automatizar la cadena de frío de sus productos. El objetivo último es ahorrar dinero y energía”, explica Luis Ángel Martín, director de distribución y expansión internacional de iPlace, empresa española especialistas en soluciones verticales domóticas.

Una empresa domotizada puede reducir su gasto en energía a la mitad, además contribuye a una mejora del medio ambiente ya que consume solo y únicamente la energía o el agua necesarias. La seguridad también está muy desarrollada en domótica. El mercado cuenta con tecnología capaz de detectar cualquier intruso pero también un incendio o una fuga de gas. “La domótica es como si tuvieras un vigilante 24 horas en tu establecimiento velando por la seguridad pero también por el ahorro. Además puedes saber lo que ocurre desde cualquier lugar del mundo ya que el sistema puede estar conectado a dispositivos móviles. Cualquier dispositivo o máquina puede ser monitorizada y actuar sobre ella gracias a iPlace, por lo que las posibilidades de integración son infinitas”, afirman desde iPlace.

La fusión entre tecnología y empresa avanza cada día y actualmente ya se puede programar cualquier aparato desde cualquier lugar: aire acondicionado, iluminación, cámaras de seguridad, cámaras frigoríficas… Desde grandes hoteles o parques acuáticos hasta pequeños comercios u oficinas, pasando por restaurantes, lavanderías o instituciones públicas apuestan cada vez más por softwares de automatización que les permite integrar cualquier dispositivo físico y convertirlo en un dispositivo domótico como iPlace.

« « Noticia anterior | Noticia siguiente » »