Saxun

Conquista el restaurante La Masía de Chencho con sus pérgolas bioclimáticas

Uno de los restaurantes más reconocidos de Elche, La Masía de Chencho, ha instalado en su terraza las pérgolas bioclimáticas de Saxun, ofreciendo a sus clientes todo el confort para saborear la más exquisita gastronomía local.

En una agradable finca ubicada entre palmeras ilicitanas y con una de las combinaciones de arroces y vinos más reconocidas de toda España, la propiedad de La Masía de Chencho ha decidido crear una terraza en la que el confort de los comensales esté siempre asegurado. Para lograrlo, ha optado por la instalación de tres pérgolas bioclimáticas de Saxun montadas directamente sobre muro y apoyadas por dos columnas para dar la máxima estabilidad a un sistema pensado para proteger un espacio que debe albergar comensales en todas las estaciones del año.

Pensado para el bienestar de los comensales
Con una estructura lacada en color RAL 9005 y complementadas por los sensores de luz, lluvia y viento utilizados por Saxun y tan reconocidos por los principales productores del mundo, se consigue un perfecto equilibrio entre la estética elegante que requiere un restaurante como La Masía y la técnica vanguardista que exigen los cientos de clientes que acuden todos los días en busca de una experiencia gastronómica global.

Una experiencia en la que todos los sentidos forman parte y de la que el propio sistema se ocupa garantizando el confort térmico de quienes disfrutan de un día de relax bajo la pérgola.

Y una experiencia que si, en un futuro pretende ampliarse, podrá hacerse gracias a otros productos de Saxun que están ideados para su perfecta integración en la estructura de sus pérgolas, como pueden ser las recientemente presentadas cortinas de cristal Astron.

Wind screen, el complemento ideal
Además, en esta ocasión y para evitar las incómodas corrientes que se producen en los días más ventosos, el proyectista ha optado por la instalación de uno de sus wind screen Dante, cubriendo un espacio de alrededor de cuatro metros de alto por tres de ancho.

El uso de un tejido con un alto porcentaje de apertura permite la entrada de luz y la aireación del espacio, asegurando las mejores condiciones incluso en los primeros meses de la primavera, que son los más ventosos en la región.

Cabe destacar que, al igual que ocurre con la pérgola, este estor de exteriores también puede programarse y domotizarse, incorporando su propia red de sensores y ayudando a su integración con el conjunto de la pérgola para que los empleados del espacio no tengan que preocuparse de nada más que de atender a los clientes con la dedicación que merecen.

Porque apostando por la pérgola bioclimática restaurantes no solo aumentan su prestigio, sino también las posibilidades de organización de eventos al aire libre incluso en los días más desapacibles.

Porque apostando por la Pérgola Bioclimática de Saxun para crear espacios híbridos los restaurantes aumentarán su facturación gracias a la posibilidad de poder albergar más comensales durante los 365 días del año.

www.saxun.com