Alimentación y bebidas

Nuevo método para la conservación de alimentos

Grilled vegetableCarburos Metálicos, compañía de gases para la industria, la ciencia y la salud, presenta su novedosa solución para el ámbito de la alimentación: Freshline® Superfresh. Se trata de una aplicación que permite extender la vida y la calidad de los productos alimentarios y de la cadena del frío. Este innovador proceso combina la tecnología congelación criogénica junto con la del envase con atmósfera modificada (EAP), con el objetivo de reducir el deterioro del producto alimentario congelado después de su descongelación.

Este método permite una congelación mediante la cual el producto descongelado ofrece después una calidad, apariencia y duración estándar comparable al producto empaquetado mediante atmósfera modificada, a la vez que mantiene inalterables su sabor y textura. El producto descongelado está así más fresco durante más tiempo y preparado para volver a ser congelado.

Una vez preservado mediante el nuevo proceso de Carburos Metálicos, desarrollado por su grupo matriz Air Products, el producto puede ser guardado y distribuido en estado de congelación antes de ser descongelado a demanda en el punto de venta o directamente por el consumidor final. Suponiendo que el producto haya sido descongelado correctamente, el consumidor final puede incluso volver a congelar el producto y disfrutar de un producto alimentario fresco como si jamás hubiera sido congelado. Las demostraciones y pruebas realizadas en el laboratorio de investigación que la compañía posee en Bellaterra (Barcelona) demuestran incluso que en algunos casos los alimentos que se someten al proceso de Freshline® Superfresh se mantienen frescos durante más tiempo en los establecimientos comerciales, especialmente si se compara con aquellos productos que han sido envasados sólo mediante técnicas de atmósfera modificada (EAP).

Además, es una solución sostenible: facilita el transporte y evita el desperdicio de alimentos. Y es que esta nueva solución ofrece a la industria alimentaria un mayor grado de flexibilidad en la cadena logística del transporte de los productos. Además, también permite reducir el desecho de alimentos desde la cadena de suministro (supermercados, etc.) hasta llegar al consumidor final, por lo que representa una importante ahorro de costes a la vez que una solución sostenible en unos momentos en los que los alimentos sobrantes alcanzan niveles alarmantes, alrededor de 100 millones toneladas de comida desechada cada año solamente en la Unión Europea.

Por otro lado, Freshline® Superfresh ofrece un impulso estratégico para los productores de productos frescos y congelados que, gracias a la innovación tecnológica de Carburos Metálicos para la conservación de los alimentos, a partir de ahora podrán desestacionalizar la oferta de productos, comprando la materia prima cuando ésta está en su momento óptimo a nivel de calidad y precio para cubrir la demanda futura.

La responsable del segmento de alimentación de Air Products para Europa, Oriente Medio y África, Ann Callens, ha afirmado que «el nuevo proceso de Air Products ofrece flexibilidad y nuevas oportunidades para la industria de la producción de alimentos congelados. No solamente reduce el coste que representa desechar el alimento sobrante en el proceso de producción, sino que además este sector podrá a partir de ahora introducirse en el mercado de la alimentación fresca aplicando cambios mínimos en sus operaciones». Según ha añadido la responsable del negocio de la compañía, «la industria ya está familiarizada con las técnicas de congelación criogénica y los envases de atmósfera modificada (EAP), pero lo que es completamente nuevo del procedimiento que aplica Freshline® Superfresh es que combina las virtudes de estas dos tecnologías, aportando resultados mejores en comparación con las técnicas tradicionales de alimentos congelados envasados. Aprovechándose de la innovación de la compañía gasista, los productores, comercializadores y consumidores podrán mantener los alimentos frescos durante más tiempo y en su conjunto la industria podrá satisfacer mejor la demanda de producto fresco, sano y natural por parte del consumidor».