Sectores

Motos con equipos de cardioprotección para resorts

b+safe moto cardioprotegidaB+Safe es la primera empresa que ha diseñado un equipo de cardioprotección que se puede instalar en cualquier moto, ya sea eléctrica o de gasolina.

Se trata del Desfibrilador Operacional Conectado, DOC® móvil, que incorporado a estos vehículos, es la solución idónea para evitar las graves consecuencias derivadas de un ataque cardiaco repentino en espacios y zonas de gran afluencia de personas como resorts turísticos.

Equipar con un DOC® las motos de los vigilantes personal de seguridad de estas grandes superficies facilita la localización y asistencia de la persona afectada en el intervalo de tiempo mínimo necesario para salvar una vida en caso de parada cardiaca.

Asimismo ello completa la instalación de equipos de cardioprotección murales mediante DOC fijos en estas superficies que, además de proporcionar una oferta comercial y de ocio atractiva, quieren caracterizarse por su compromiso social, buscando la protección de la salud de todos sus clientes, visitantes y empleados. Y convertirse en espacios cardioprotegidos conectados.

Con la incorporación del DOC® móvil a las motos, B+Safe da un paso más en su posición de liderazgo en materia de cardioprotección de espacios públicos y privados en España.

La cardioprotección es una tendencia emergente orientada a la protección del corazón en caso de episodios cardíacos. El gran número de muertes por paro cardíaco en la población ha animado a gobiernos, empresas, entidades y asociaciones a concienciar a la población y tomar medidas que permitan revertir la situación gracias a la creación de zonas o espacios cardioprotegidos. Estas zonas cuentan con, al menos, un desfibrilador, con mantenimiento garantizado y con personas adecuadamente formadas para poder garantizar una rápida actuación en caso de paro cardíaco repentino (para conseguir que vuelva a latir el corazón de la persona afectada), hasta la llegada de los servicios médicos de emergencia.

Para que las posibilidades de supervivencia ante un paro cardíaco repentino sean óptimas, se debe realizar de forma inmediata una resucitación cardiopulmonar (RCP) que permita mantener el flujo necesario de sangre oxigenada al cerebro hasta que se restablezca el ritmo cardíaco normal mediante la descarga eléctrica suministrada por un desfibrilador. El tiempo máximo para aplicar la desfibrilación a una persona que ha sufrido un paro cardiaco repentino es de un máximo de 5 minutos.

Hay identificados cuatro pasos críticos para tratar el paro cardíaco repentino, denominados cadena de supervivencia: reconocimiento y llamada al servicio de emergencia; una rápida resucitación cardiopulmonar (RCP); desfibrilación temprana; SVA y cuidados postresucitación.

En Europa, el para cardiaco es una de las primeras causas de mortalidad y en España se dan más de 40.000 por año. En nuestro país, tras una enfermedad cardiaca, el índice de salvación se sitúa en un 4%, mienras que en Estados unlidos se sitúa ya en un 50% gracias a la implantación masiva de desfibriladores. El plazo de intervenció para salvar a una víctima es de no más de 4-5 minutos. Además, por cada minuto que se pierde, hay un 10% menos de probabilidad de supervivencia.

La solución DOC® comercializada por B+Safe es la única del mercado que ofrece todas las soluciones integradas en el equipo, que puede estar conectado y permanecer operativo las 24 horas del día, los 365 días del año. El sistema, que utiliza el desfibrilador Philips, incluye las 24 horas del día, los servicios de telecontrol del equipo, geolocalización, tele-asistencia, asistencia verbal directa con Mondial Assistance, alerta automática de socorro, centro de atención telefónica 24 horas y mantenimiento in situ.

El DOC® móvil que equipan las motos tiene configurado el sistema de alertas y movilidad de modo que no salta ante el movimiento como sí ocurre con los equipos fijos, de manera que no alerta a los servicios de asistencia si no es estrictamente necesario.