Actualidad

Mayor confort en el H10 Urquinaona Plaza gracias a Jung

H10 Urquinaona Plaza

H10 Urquinaona Plaza

El H10 Urquinaona Plaza, que ocupa un edificio histórico de estilo novecentista del centro de Barcelona, sorprende por su arquitectura y diseño, su completa oferta para el ocio o los negocios y también por su avanzada tecnología basada en el estándar domótico KNX implementada por Jung, que logra ensalzar la experiencia de confort de quienes tienen el privilegio de hospedarse en sus habitaciones.

Jung ha equipado la totalidad de sus 80 modernas y luminosas estancias con la serie LS990 de mecanismos en Blanco Alpino, además de con teclados 4094 TSM de la serie FD-Design a juego y con serigrafía personalizada. El control de la habitación utiliza una fuente de alimentación KNX y un actuador de ocho salidas para otros tantos circuitos de iluminación, mientras que los teclados sirven para programar escenas ambientales. Se cumple así una de las máximas esenciales de la instalación eléctrica de los hoteles modernos: satisfacer las exigencias de diseño, funcionalidad y confort de manejo.

De hecho, el catálogo de Jung para hoteles proporciona soluciones que incrementan el confort del huésped de una forma muy sencilla, al tiempo que aumentan la eficiencia en los procesos. Así, una amplia variedad de funciones se compactan en dispositivos que ocupan un espacio muy reducido: encendido, apagado y regulación de la iluminación, subida y bajada de persianas, o bien una combinación de estas operaciones con solo pulsar una tecla. Su funcionamiento es tan sencillo e intuitivo que el huésped no tiene necesidad de aprender nada, mientras que para la gerencia del establecimiento las soluciones de Jung ofrecen una sólida garantía de futuro, rentabilidad y flexibilidad, ya que son ampliables en todo momento y adecuadas tanto para obra nueva como en rehabilitaciones.

Controlador de estancia KNK de Jung

Controlador de estancia KNK de Jung

Además del control directo de la iluminación, el huésped del H10 Urquinaona Plaza puede elegir entre varias escenas programadas como dormir o ver la televisión, si bien los escenarios de bienvenida y despedida al salir de la habitación se realizan automáticamente gracias al tarjetero de Jung situado junto a la entrada. Cuando se inserta la tarjeta-llave, una entrada binaria arranca una escena especial de iluminación que obsequia a quien entra con una generosa atmósfera de cálida hospitalidad. Mientras que, cuando se extrae, produce un apagado progresivo de las luces, al tiempo que desactiva todos los teclados.

Con los modernos tarjeteros de hotel de Jung, el huésped no solo accede a su habitación, sino que también controla directamente la alimentación eléctrica. Al entrar, se enciende la iluminación y se habilitan los circuitos eléctricos, por ejemplo, para el sistema de TV, etc. Esto se traduce en un confort óptimo para el huésped, así como eficiencia energética para el hotel.