Alimentación y bebidas

La propuesta más fresca de Palacios Vinoteca

Palacios VinotecaPalacios Vinoteca presenta su propuesta más fresca con sus nuevos vinos Nivei, Sete Bois, Trillón y Tenue. Son vinos recién lanzados al mercado y muy apetecibles en época de calor.

Nivei es el nuevo vino que elabora Bodegas Nivarius (D.O.Ca. Rioja), dedicada en exclusiva a la elaboración de vinos blancos. Es un vino joven y desenfadado, de color amarillo pajizo con reflejos verdosos, con fuerte potencia aromática y gran presencia de notas frutales y florales. En boca, es muy fresco y fácil de beber. Está elaborado con una base de tempranillo blanca y viura sobre la que se asientan otras variedades como verdejo, maturana blanca, malvasía, chardonnay y sauvignon blanc.

Sete Bois 2013 es el primer vino que la compañía elabora en Rias Baixas, un monovarietal muy representativo de la variedad albariño en el que se encuentran los aromas típicos de manzana, pera y cítricos. En boca, se presenta suave, con la acidez bien integrada, amplio, muy vivo y con postgusto largo. El vino evolucionará muy bien en botella a medida que pase tiempo ya que es un vino redondo y con muy buen equilibrio, y sobre todo muy fresco. Este nuevo vino, que se presentó en la pasada feria de Alimentaria, es ideal para tomar por copas o maridar con pescados y mariscos.

Trillón 2013 100% verdejo es un vino elaborado en Rueda que completa el portafolio de la compañía de vinos blancos. Es un vino fresco, frutal, elaborado a partir de la criomaceración de la uva y con crianza sobre sus lías. A la vista es limpio y transparente, de color amarillo pajizo. Ofrece una nariz compleja, intensa, con aromas a heno, frutas blancas y un fondo floral. En boca, es elegante, graso, con una acidez equilibrada y un amargor final que alarga el postgusto. Es perfecto para maridad con pescados, mariscos, carnes blancas y pastas.

Tenue 2013, presentado en el salón de Gourmets, es el nuevo vino rosado de Palacios Vinoteca. Elaborado en La Rioja, es un rosado hecho con la técnica de sangrado con la variedad tempranillo tinta, de corta maceración y una fermentación alcohólica a baja temperatura que da como resultado un vino elegante, fresco y muy fácil de beber. De color rosa frambuesa, tiene una nariz elegante con notas florales de violetas y rosas, y un fondo que recuerda a los palotes de fresa. En boca, tiene un paso fresco y glicérico y un final de boca ligeramente amargo que alarga las sensaciones.