Actualidad

Dyson Airblade, elegido el secador de manos más respetuoso con el medio ambiente

Dyson-Airblade-Tap

Dysob Airblade Tap

La Agencia Federal Alemana de Medio Ambiente (UBA Alemania) ha realizado recientemente un estudio en el que comparaba los métodos de secado más comunes en los baños públicos para averiguar su impacto en el medio ambiente. El estudio concluye que las toallas de papel son el método de secado de manos con mayor impacto ambiental, seguidas por las toallas de algodón y los secadores de aire caliente convencionales. Según este estudio, totalmente independiente y ajeno a Dyson, el método de secado de manos más respetuoso con el medio ambiente es el secador de manos Dyson Airblade™.

En el estudio se ha realizado teniendo en cuenta el ciclo de vida de los diferentes métodos de secado de manos, incluyendo la emisión de gases de efecto invernadero, el nivel de ruido, el consumo de materias primas y los combustibles fósiles, así como los posibles impactos en la salud humana.

La UBA es la principal agencia en Alemania para la protección del medio ambiente. Es la agencia que proporciona a las organizaciones nacionales e internacionales, como la OMS, el asesoramiento sobre las diferentes políticas medioambientales.

A diferencia de las toallas de papel –el método de secado que más recursos consume, según el estudio–, el mayor impacto ambiental de los secadores de manos se produce durante su uso. La mayoría de los secadores de manos convencionales son lentos y muchos utilizan un elemento de calefacción, por lo que consumen más energía.

Al invertir en nuevas tecnologías y gracias a su política de “hacer más con menos”, los ingenieros de Dyson han desarrollado un secador de manos que no sólo funciona con eficacia y de forma higiénica, sino que tiene un menor impacto sobre el medio ambiente comparado con otros métodos de secado de manos. Así, los secadores de manos Dyson Airblade ™ producen hasta un 79% menos de CO2 que otros secadores de manos y son capaces de secar 18 pares de manos por el precio de una sola toalla de papel.

Además, el secador de manos Dyson Airblade™ está impulsado por el motor digital patentado por Dyson. Se trata de un motor que funciona por pulsos digitales, utilizando un imán de neodimio y que, por tanto, no tiene emisiones de CO2. Acelera de 0-90,000rpm en menos de 0,7 segundos.

Cada segundo, gracias al motor digital Dyson V4, el secador de manos Dyson Airblade expulsa hasta 35 litros de aire a través de un filtro HEPA, y lo fuerza a través de unas finas aperturas de 0,8 mm de ancho. El resultado son capas de aire filtrado a 690 km/h que eliminan el agua de las manos como si fuese un limpiaparabrisas, secando las manos rápidamente y de forma higiénica en tan sólo 10 segundos y sin la necesidad de un elemento térmico que caliente el aire y malgaste energía.

Las manos húmedas pueden propagar hasta 1.000 veces más bacterias que las manos secas. Las bacterias y los virus presentes en el aire de los baños públicos pueden causar resfriados, gripe, malestar y diarrea. La mayoría de los secadores de manos simplemente absorben este aire y lo expulsan sobre las manos. El secador de manos Dyson Airblade™, sin embargo, pasa aire del lavabo a través de un filtro HEPA para eliminar el 99,9 % de las bacterias.

El secador de manos Dyson Airblade™ es el único secador de manos del mundo que ha sido aprobado a nivel mundial por la NSF y por la HACCP Internacional para su uso en entornos de preparación de alimentos.