Iluminación

BJC presenta los detectores de movimiento de techo

detector-bjc-techoCon el objetivo de ofrecer soluciones para fomentar el ahorro energético y atender las demandas de usuarios y empresas para reducir el consumo energético, BJC lanza al mercado los detectores de movimiento interior fijados al techo.

Se trata de aparatos capaces de detectar movimientos a un área circular de 360o y a una distancia de siete metros de diámetro. Cuando el dispositivo detecta la presencia de alguien (incluso un pequeño movimiento), se enciende la luz asociada a la unidad, que permanecía apagada como medida de ahorro.

Los detectores incorporan un sensor de infrarrojos PIR de alta sensibilidad, así como un sensor de luminosidad, que mide constantemente las condiciones lumínicas, permitiendo condicionar la activación de la carga asociada en función de la luz diurna.

Los nuevos detectores BJC, con un índice de protección IP40, son soluciones idóneas para gestionar la iluminación en zonas esporádicas o de paso, como pasillos, halls o lavabos. Mayoritariamente, estos dispositivos se instalan en equipamientos terciarios. No obstante, cada vez más particulares apuestan por esta tecnología como medida para reducir el consumo energético en sus viviendas.

Una de las ventajas de las nuevas soluciones desarrolladas por BJC es que admiten conectar varios detectores en paralelo para cubrir una mayor área de detección. Asimismo, al utilizar un relé de salida de alta capacidad, el dispositivo permite conmutar prácticamente cualquier tipo de carga, incluidas lámparas tipo led.