Tork revela las claves para mejorar la fluidez en la cocina de los restaurantes

La cocina de cualquier restaurante puede llegar a convertirse en un entorno complicado para trabajar. Es caluroso, ruidoso, física y mentalmente agotador a la par que exigente. Tras analizar diferentes cocinas de restaurantes, Tork, marca de higiene y limpieza profesional, ha demostrado la importancia de contar con las herramientas de limpieza y recursos necesarios para que cada cocina determine un ritmo óptimo y lo mantenga, lo que incide en que los chefs rindan más y sean capaces de preparar sus propuestas gastronómicas a tiempo. Cuando esta cadena se rompe surgen los problemas. En definitiva, ¿puede la fluidez en la cocina optimizar su eficiencia con la ayuda de una planificación mejor y de las soluciones de higiene correctas? Para averiguarlo Tork, con la colaboración de Alan Kinsella, consultor especializado en la optimización de cocinas, puso en marcha un experimento sobre la fluidez en la cocina de un concurrido restaurante.

Lo primero, antes de comenzar a trabajar, fue identificar los factores que entorpecen o dificultan la fluidez en la cocina. Alan identificó problemas tales como las papeleras llenas, los dispensadores de toallas de papel vacíos y las estanterías abarrotadas. Tork y Alan transformaron, durante la noche, la cocina de un restaurante, lo que incluía la instalación de productos de cocina Tork como los dispensadores Tork Reflex ™, que fueron ubicados estratégicamente para mejorar el acceso a las soluciones de limpieza e higiene durante los momentos más complicados.

“El mayor desafío en cualquier cocina es comprender la diferencia entre ganar dinero y encontrar un equilibrio en términos de eficiencia”, comenta Alan.

Invertir en la higiene es una parte crucial de la rutina diaria en la cocina, ya que las soluciones de limpieza e higiene elevan los estándares de calidad y favorecen un ambiente de trabajo más feliz. La fluidez es subyacente a todos los aspectos derivados de la actividad habitual en un restaurante, desde el momento en que se casca el primer huevo para el desayuno hasta el último postre del día; desde el primer “buenos días” hasta la limpieza final de cada noche. Mantener un ritmo fluido en la cocina es esencial para el funcionamiento de un restaurante, especialmente porque mejora la eficiencia en la cocina y optimiza las prácticas relacionadas con la higiene.

“La mejor forma de describir el flujo en el trabajo es la eficiencia en la cocina. Necesitamos asegurarnos de que los cocineros trabajan en un ambiente en el que pueden circular por la cocina con facilidad. Ellos deben desempeñar su trabajo de manera eficiente, lo que influye en la rentabilidad y en la tranquilidad del equipo”, añade Alan.

Las cocinas de los restaurantes que no están optimizadas suelen generar entornos desordenados y desorganizados. También existen altas probabilidades de que estos problemas puedan desembocar en el incumplimiento de los requisitos de salud y seguridad, lo que por supuesto es un problema grave para la supervivencia de cualquier restaurante.

Por otro lado, cuando Alan y su equipo limpiaron toda la cocina exhaustivamente –instalando productos de la línea Tork Reflex™ en varios puntos clave– crearon un entorno organizado e higiénico que el equipo de trabajo supo valorar. Los nuevos dispensadores Tork Reflex™ contribuyeron a mejorar la fluidez en la cocina, tanto del equipo de trabajo como del servicio. Sus nuevas características optimizan el acceso a las toallas de papel, evitan el riesgo de contaminación cruzada y facilitan una gestión mejor de costes y residuos. Tork ofrece una gama completa de productos que contribuyen a superar los desafíos diarios en la cocina, mejorar las prácticas de higiene y ayudar al personal a mantener la cocina en funcionamiento. Otras soluciones de Tork que ayudan a crear un entorno más higiénico son los paños de cocina codificados por color, toallitas interplegadas Tork y los dispensadores de jabón non touch. Huelga decir que el restaurante se benefició en gran medida de una mayor eficiencia.

Tener productos de higiene que estén bien posicionados en la cocina puede ser una contribución vital para superar los desafíos diarios de la cocina de un restaurante. Significa que el personal no se olvidará de limpiarse las manos, lo que facilita su limpieza y la de la cocina, durante el servicio y una vez finalizado.

Una cocina optimizada es una cocina feliz. Las comidas salen a tiempo y el equipo está satisfecho con su ambiente de trabajo. El próximo desafío es mantener ese ritmo de trabajo en el tiempo, con los mismos estándares de higiene.

“La higiene es esencial, un imperativo; lo primero y ante todo. Mise en place es la frase más popular en todas las cocinas. Recomendaría colocar toallitas de papel en cada espacio de la cocina, incluso en la entrada y la salida, y al nivel de los ojos, para que lavarse y secarse las manos se convierta en un hábito”, dice Simon Wood, propietario y chef ejecutivo de Wood Manchester y ganador de MasterChef en Reino Unido en 2015.

Con el tiempo avanzando inexorablemente, las cocinas de los restaurantes deben estar lo más preparadas posible para hacer frente a cualquier imprevisto. Porque cuando la fluidez, la higiene y la eficiencia estén sincronizados, el personal habrá asimilado los estándares de higiene de forma que puedan respetarlos sin problemas. Alan comenta al respect que “tenemos que asegurarnos de que la higiene esté al más alto nivel. No solo permite que el ritmo fluya, lo que deriva en una carga de energía positiva para el personal, sino que facilita que la rutina forme parte del trabajo y no se cuestione”.

Tork reinventa su línea más completa, Tork Reflex™
Tork propone la línea Tork Reflex™ como el catalizador perfecto para facilitar la fluidez en la cocina. De hecho, se ha rediseñado para adaptarse a ese ritmo y mantenr la higiene bajo control.

El dispensador de alimentación central Tork Reflex™ es una solución óptima para el secado de manos y superficies en entornos profesionales, ya que se trata de un sistema higiénico, duradero y fácil de usar, lo que aumenta la flexibilidad y la calidad de la limpieza.

Tork Reflex, además, controla los costes –reduce el consumo hasta en un 37%– y la producción de residuos, gracias a su nueva boquilla giratoria es más flexible, lo que permite coger el papel desde cualquier ángulo; la dispensación de una sola hoja controla el consumo por parte de los profesionales de la limpieza y, además, reduce el riesgo de contaminación cruzada; el indicador de desabastecimiento facilita que el aparato no se quede sin papel; los recambios duran más, lo que significa que hay que reponerlos con menos frecuencia, y la cubierta extraíble favorece la limpieza.

« « Noticia anterior | Noticia siguiente » »