Tork reinvindica el color como factor clave para presentar platos

Está demostrado que el color tiene un impacto directo sobre la experiencia culinaria del cliente en cualquier restaurante. Influye en su percepción sobre el sabor y el aroma de los platos degustados, lo que puede resultar determinante a la hora de decidir volver o no a ese establecimiento.

En este sentido, Tork, marca de limpieza profesional de la multinacional sueca SCA, ha desarrollado un proyecto sobre el color y su aplicación en el sector de la restauración, en colaboración con la estilista culinaria Linda Lundgren. ¿El objetivo? Ayudar a los responsables de los restaurantes a optimizar la experiencia del cliente, cuidando todos los detalles, para seguir siendo competitivos en un sector muy exigente.

En concreto, Tork y Lisa Lundgren han presentado un manual con las claves para combinar los colores de los alimentos con los servicios de mesa, a la hora de presentar un plato al cliente con todo su potencial. Se trata de un detalle que se descuida habitualmente, ya que las servilletas se suelen combinar con la decoración, en general, y no con los platos a los que acompañan.

“¿Cómo hacer que una mousse de fresa sea más dulce y deliciosa? La respuesta no es añadiendo más fresas y azúcar, sino servir el plato acompañado de una servilleta de color rosa coral. Este color potencia el dulzor, lo que le convierte en la elección perfecta para los postres”, señala Linda Lundgren.

Por otro lado, Tork ha lanzado cuatro novedosos colores para su gama de servilletas premium LinStyle®. El manual incluye ejemplos de cómo pueden utilizarse para mejorar la experiencia de los clientes.

Así, el azul turquesa hace que los platos parezcan menos salados y potencia el amarillo y el naranja, por lo que funciona de maravilla con huevos y comida hindú, entre otros.

El rosa coral reduce el amargor y ensalza el dulzor. Los rojos y rosas combinan a la perfección con los postres, especialmente para destacar las fresas y otras guarniciones en estas tonalidades.

El amarillo mostaza mejora los sabores ácidos, por lo que funciona muy bien con pescado y marisco, y combina bien con verdes, armonizando platos como ensaladas y brotes verdes.

El gris antracita proporciona un punto elegante a los alimentos y servicios de mesa menos destacados, aportando a alimentos poco coloridos la percepción de mejora del sabor.

“Los restaurantes tienen la oportunidad de dar rienda suelta a su creatividad no sólo a la hora de presentar un plato, sino también al poner la mesa para convertir esa comida en una experiencia única”, afirma Catherine d’Hubert, responsable de la gama europea de SCA Tork. “Con este manual, queríamos inspirar a los responsables de restaurantes con pautas sencillas que consigan que un plato exquisito destaque también por su presentación, no sólo por la calidad de su ingredientes o por cómo está cocinado. Trabajar el mundo de las percepciones y sensaciones es otra forma de mejorar la experiencia general de los clientes”, añade D’Hubert.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditDigg thisEmail this to someone

« « Noticia anterior | Noticia siguiente » »