Nueva línea de grifería Novus de Hansgrohe

La nueva gama de grifería Novus de la marca Hansgrohe aporta un diseño fresco y alegre al baño. Su aspecto puro y moderno armoniza con diversos tipos de baño y de cerámica. Además, las múltiples variantes de los productos permiten ejecutar diferentes diseños de cuarto de baño y personalizar el lavabo, la ducha y la bañera, una posibilidad interesante incluso para los usuarios que tienen muy presente el precio. El lenguaje de diseño de la gama Novus, desarrollado en colaboración con el reconocido estudio Phoenix Design, destaca por sus contornos precisos y sus delicadas curvas orgánicas. El mando y el caño del monomando de lavabo están inclinados hacia arriba, lo que les confiere un aspecto dinámico.

La línea Novus de grifería de lavabo incluye desde un pequeño mezclador monomando hasta una batería americana e, incluso, un modelo con caño giratorio alto de 240 milímetros. Novus cuenta con el grifo adecuado para cada uso: los usuarios pueden lavarse las manos cómodamente y utilizar el lavabo para lavarse el pelo o llenar recipientes. Gracias a un chorro enriquecido con aire gracias a la tecnología AirPower de Hansgrohe y un limitador de flujo que reduce el caudal a unos cinco litros por minuto con la tecnología EcoSmart de Hansgrohe, los grifos contribuyen a ahorrar agua a la vez que proporcionan un chorro grande y ligero que apenas produce salpicaduras. La cal acumulada en el caño se elimina fácilmente frotando las toberas de silicona gracias a la tecnología QuickClean de Hansgrohe.

Los modelos de lavabo también incorporan la tecnología CoolStart de Hansgrohe: si el mando se deja en la posición central, solo sale agua fría. De este modo, las tuberías no se llenan innecesariamente de agua caliente y las calderas sin depósito y bombas de circulación no se ponen en marcha de forma automática al circular el agua. Lo anterior, unido a un menor gasto de agua, reduce el consumo energético y las emisiones de CO2. Por ejemplo, esto permitiría a un hogar de cuatro miembros un ahorro anual de hasta 163 kilogramos de CO2, reduciendo los gastos energéticos. El potencial de ahorro es incluso mayor en lugares públicos o semipúblicos. Por ejemplo, en baños de hoteles y baños públicos, donde los grifos se utilizan con mucha más frecuencia.

« « Noticia anterior | Noticia siguiente » »