Lipstick, propuesta desenfadada de Diabla

Con una personalidad muy divertida y alegre, la colección Lipstick es una de las propuestas más desenfadadas y vibrantes de Diabla. Para su diseño, José A. Gandía-Blasco Canales se inspiró en un objeto cotidiano y, a la vez, fetiche: un pintalabios. Un conjunto de butaca y mesa de centro con una estética pop, perfecto para convertir una zona de exterior en un ambiente casual, atrevido, colorista y con altas dosis de estilo.

En concreto, la forma ovalada de un lápiz de labios se percibe especialmente en el respaldo de la butaca, insinuando su inspiración pero al mismo tiempo sin resultar excesivamente obvio. Esto hace que el conjunto transmita una presencia con un equilibrio muy singular: llamativa pero a la vez comedida y elegante. Es idóneo para amueblar una zona de aperitivo o donde tomar algo de manera informal, ofreciendo además opciones muy variadas de configuración: cuatro butacas en disposición circular alrededor de la mesa de centro, dos butacas dispuestas en línea con la mesa en medio e, incluso, también se puede optar por una sola butaca para un rincón de relax empleando la mesa ocasionalmente como reposapiés para un uso como tumbona.

Las dos piezas del conjunto Lipstick se adaptan a todo tipo de terrenos pues están hechas en polietileno 100% reciclable, un material especialmente resistente e indicado para estar a la intemperie. Aparte, como no tienen una estética particularmente veraniega, se les puede incorporar accesorios como cojines o mantas para configurar un salón de exterior que permita su uso también en estaciones más frescas o, incluso, todo el año.

Diseñada en un principio para Gandiablasco, la colección Lipstick ha pasado a formar parte del catálogo de Diabla incorporando nuevas versiones en una paleta de color muy variada que abarca desde tonos neutros a muy atrevidos, como el rojo o el rosa.

« « Noticia anterior | Noticia siguiente » »