La nueva añade de Sela combina influencia mediterránea y frescura

Bodegas Roda presenta la nueva añada de su vino más joven y fresco, Sela 2015, fruto de una viticultura sostenible y elaborado con uvas de viñedos en vaso de 15 a 30 años (82% tempranillo, 10% garnacha y 8% graciano), que este año muestra una perfecta maduración con combinando la influencia mediterránea y la frescura.

A nivel climatológico, 2015 fue una cosecha donde la lluvia de invierno se hizo notar. Con un otoño e invierno muy lluviosos, el ciclo se inició con agua suficiente en los suelos. La primavera se mostró fresca, a pesar de que el mes de mayo fue cálido y sin lluvias. Sin embargo, las reservas del invierno fueron suficientes para que no tuviera importancia. La floración se adelantó al 1 de junio y llegamos a ese mes con algunas lluvias después del cuajado. Julio fue muy caluroso, llegando a los 35-37 ºC y con tormentas que dejaron buenas precipitaciones. Agosto, por otro lado, fue más fresco de lo habitual. Se empezó a vendimiar de manera muy temprana, a mediados de septiembre. Y fue para el 8 de octubre cuando concluyó la vendimia, la más pronta de la historia de Bodegas Roda hasta esa fecha.

Sela 2015 transmite su juventud y, a la vez, el estilo y la filosofía de Bodegas Roda con un seductor color rojo cereza. En nariz se presenta muy expresivo, donde predominan aromas a frambuesa y cereza fresca, la dulzura de la fruta madura y cierto carácter floral que lo hace muy atractivo. Asimismo, es goloso en boca, un claro reflejo de la garnacha, y mantiene una frescura viva que perdura en el postgusto. La influencia de una añada cálida que conserva el perfil fresco de este vino perfecto para disfrutar durante toda la comida, muy agradable al paladar, sabroso y elegante.

« « Noticia anterior | Noticia siguiente » »