La Cartuja de Sevilla reedita su decorado Peces

La Cartuja de Sevilla cumple 177 años y lo hace recuperando el dibujo Peces y apelando a esa perseverancia y capacidad de movimiento y cambio, muy ligado a la labor de la firma y de sus artesanos que continúan innovando a la vez que honran su larga historia.

Peces es el segundo decorado creado para la colección Viena. Esta colección de diseño depurado se estrenó con los intrincados motivos de la vajilla Georgica que firmaba Carmen García Huerta. En esta ocasión se aplica un dibujo del archivo de la compañía sevillana que data de 1885.

Llamada koi en japonés, es uno de los principales componentes de la mitología china. Cuenta la leyenda que fue uno de estos peces el que ascendió por el cauce del río Amarillo y atravesó una de sus grandes cascadas. La consecuencia de tal esfuerzo fue convertirse en dragón y en consecuencia es un potente símbolo de la perseverancia y el carácter. El calco original mostraba tres carpas japonesas sobre un fondo marino, cubiertas por una red. Para esta reedición, el diseño se ha redibujado y redistribuido digitalmente, cambiando los colores originales por el rojo anaranjado característico de las carpas japonesas y el turquesa.

El origen de este dibujo se enmarca en la corriente de exotismo de algunos de los decorados clásicos de la firma. Cabe destacar el simbolismo que este pez ha tenido a lo largo de la historia de las grandes culturas asiáticas.

« « Noticia anterior | Noticia siguiente » »