Hong Kong estrena restaurante con sello barcelonés

Cortina acaba de estrenar su segundo proyecto en menos de un año en Hong Kong, donde ya cuenta con oficina propia desde hace 18 meses. Se trata del nuevo restaurante de la cadena internacional Ichigen, unas de las firmas japonesas más importantes de street food, que ha apostado por este establecimiento como su buque insignia en Hong Kong.

El nuevo local está situado en el centro comercial Harbor City, con vistas al famoso puerto Victoria. La ejecución del proyecto ha durado cuatro meses y ha contado con un presupuesto de 700.000 euros. El nuevo restaurante tiene 260 metros cuadrados, incluida la cocina, y una capacidad para 89 comensales. La cadena Ichigen cuenta con una decena de restaurantes repartidos en ciudades como Tokio, Sapporo, Taiwan o la propia Hong Kong.

“Implantar una conocida marca japonesa en un mercado asiático tan diferenciado del japonés como es Hong Kong es todo un reto”, explica Josep Cortina, fundador del estudio Cortina. “Ichigen es un referente de street food basado en la tradición y el producto: transportar estos valores a una sociedad tan opulenta y rápida como es la de Hong Kong es todo un ejercicio de diseño”, añade.

Los aspectos más destacables de este proyecto han sido “trasladar un concepto encantador y humilde a uno de los núcleos económicos más poderosos del mundo. La clave es el lujo cercano, aquello que todos consideramos sofisticado pero que podemos permitirnos”, comenta el fundador de Cortina.

Para Cortgina, este nuevo proyecto culmina un año de éxito en su apuesta en Hong Kong, en la que también se ha encargado del diseño de Plato86, el restaurante de tapas mediterráneas liderado por el prestigioso chef Alvin Leung, The Demon Chef, y miembro del jurado de Masterchef Canadá, que abrió sus puertas el pasado invierno. En ambos casos, Cortina ha trabajado con el constructor David Sung, su socio en la nueva oficina que el estudio posee en Hong Kong.

Sobre la internacionalización de su estudio en este último año, Josep Cortina considera “increíble” la capacidad de “sobrevolar fronteras a través del lenguaje del diseño; es fascinante el debate que nace de valorar los aspectos estéticos y funcionales con otras culturas”.

« « Noticia anterior | Noticia siguiente » »