EquipHotel París inspira los nuevos espacios de hostelería y restauración

Empujar las paredes sin mover un ápice. Estos son los nuevos retos de la industria hotelera y de la restauración, cuando el exterior se apodera del interior, y el salón (o comedor) se expone al aire libre. No hay más fronteras, sólo se ofrecen nuevas experiencias aspirando a todas las tendencias actuales de vegetalización, cocooning, hygging

“EquipHotel 2018 se entrega como un libro de tendencias al señalar en directo, en noviembre próximo, las fuertes corrientes de hoy que se verán mañana, partiendo de una observación irrefutable en la que hoy cada m² tiene dos caras: una fuente de negocio y otra de experiencia. La próxima edición se fijará en la terapia verde con varios ‘laboratorios’ que encarnarán esta tendencia…: Jean-Philippe Nuel (arquitecto) ha diseñado en el corazón del Studio18, una habitación en suspensión en altura que da la impresión al cliente de sobrevolar la naturaleza; en las alturas, Christophe Gautrand (arquitecto paisajista) y Julie Gauthron (interiorista diseñadoras) darán vida a un digital gooftop  con una vegetación omnipresente salpicada de ‘burbujas de inspiración’ para formar un verdadero gabinete de curiosidad vegetal; el wellness centre supondrá una inmersión en el corazón de la naturaleza donde el tejido vegetal estampado Elitis, así como los estampados de moquetas y los muebles de nenúfar Vitra serán realzados por una proyección de fondo marino para crear un increíble efecto hipnótico, y Fabrice Knoll (arquitecto) interpretará una habitación cosy lazy en la que se expresarán todos los códigos del exterior, rompiendo así todos los límites. Emociones, experiencias, inspiraciones, innovaciones… es toda esta alquimia la que imprimirá EquipHotel 2018, como el único laboratorio para dar al mercado de la hostelería-restauración”, señala Boris Provost, director d’EquipHotel.

El inside a cielo abierto
¡Magia de los marcos de cristal, casi invisibles, que hacen desaparecer las fronteras entre el interior y el exterior! El tono está marcado, insuflando creatividad a raudales tanto en el nuevo negocio hotelero como en la industria de la restauración. Las paredes se borran, el exterior se adapta a la comodidad del interior y el interior se vegetaliza para oxigenar y reinventar nuevos espacios.

Más que nunca, los hoteles y restaurantes deben reinventarse y ofrecer a sus clientes una experiencia única optimizando sus metros cuadrados.

“Esto implica ser siempre más creativo y disruptivo para transformar un techo en una azotea, para ampliar una suite en un espacio modulable multiexperiencias o una pequeña plaza al aire libre en un jardín del Edén con una nueva prioridad: llevar la comodidad y los usos del interior al exterior para proponer sensaciones extraordinarias y esto, a lo largo de todo el año. Este confort induce a la búsqueda de nuevos materiales y tejidos resistentes como los materiales hidrófugos o antifúngicos”, explica Christophe Gautrand, paisajista.

Los pequeños espacios abiertos, encapsulados en un hotel en la planta baja o en la terraza, se hacen infinitamente más grandes gracias a la imaginación y a los designios de un entorno “exótico” en el que la intimidad está anidada en un jardín secreto que no debe verse desde el exterior. La idea es ofrecer una experiencia única que coquetea entre evasión y desconexión.

¡Más allá de aportar al exterior toda la comodidad del interior, los tejidos se hacen tecnológicos y no sólo tienen que resistir tanto a los rayos UV, a la grasa (como las cremas solares), al mar o al cloro, sino también ser antifúngicos e incluso adornarse con terciopelo por ejemplo! Estos productos se podrán descubrir en el Espace Signature, dedicado a los editores de tejidos y decoración

Estar al aire libre sean cuales sean las condiciones climáticas y protegerse del frío del invierno, rodeados de calor: la calefacción exterior se ha convertido en un mueble de pleno derecho que está diseñado para integrarse mejor con el espíritu del lugar.

Los neoespacios se expresan fuera de las paredes de un hotel o restaurante para incrementar las zonas de divertimento o de negocio mediante extensiones invisibles, o techos “ligeros”. Estas “nuevas salas” están equipadas con una disposición modular que permite crear personalizaciones inéditas en función de las expectativas y dar vida a nuevas sensaciones.

“Hoy en día, un espacio ya no se concibe como estático, ni se dedica a una única actividad. Debe ser móvil, versátil y satisfacer todos los deseos para seguir siendo atractivo, vivo. En el Hotel Mandarín, hemos trabajado en la suite Real Oriental dándole estas mil vidas: nuestra misión era adaptar el mobiliario y todos los elementos técnicos a la suite y a su terraza equipada con una pérgola bioclimática para que pudiera transformarse según la demanda en un efímero spa, una pasarela, para una boda o un cóctel… o para una inolvidable noche de luna de miel”, señala el paisajista Christophe Gautrand.

Para conquistar el espacio ¡los salones se suben a la azotea! Estos lugares adoptan todo el confort del interior para estar expuestos a cielo abierto: mobiliario de interior a la vez de diseño y resistente a todas las estaciones, zonas de ordenación integradas invisibles, dispositivo eléctrico y acústico específico. ¡Todos los usos del interior se adaptan así al exterior para vibrar, vivir una experiencia diferente con una vista de la ciudad!

El outside se cuela en el interior
Estar aquí y allá a la vez, empujar la puerta de un hotel o de un restaurante y regalarse una buena dosis de terapia verde, oxígeno, es la tendencia en el negocio de la hostelería y la restauración: una necesidad de dejar huella en un lugar que nos embarca en una historia como una invitación a desconectar. Esto se expresa en una visión “biofílica” del lugar y en el que utilizaremos todos los códigos de la vida y del mundo vegetal en el interior: jardín mineral, huerta de plantas aromáticas, mobiliario de madera natural, vegetación, luz…

“Hoy en día, existe una verdadera ruptura de los códigos en los espacios interiores. Ya no hay muebles que se destinen a una sola función, a un espacio único, lo que permite jugar sobre un panel infinito de muebles, de textiles. Y más allá de pensar en lugares con espíritu “verde”, de aportar un diseño “oxigenante”, los materiales para exteriores tienen verdaderas ventajas cuando se utilizan en interiores debido a su resistencia. Nada de plantas por usar plantas: lo “vivo” se convierte en una “habitación” decorativa por derecho propio en un espacio vital. Estará ligado al concepto que cuenta una historia y así distingue la singularidad del hotel o restaurante”, señala Julie Gauthron, interiorista y diseñadora.

Del 11 al 15 de noviembre de 2018, en Paris Expo.Porte de Versailles, la feria EquipHotel es un evento organizado por Reed Expositions, líder en la organización de salones profesionales. Con más de 105.000 profesionales, 1.600 expositores presentes y 133 países representados, EquipHotel Paris es el evento de referencia en el sector de la hostelería y la restauración. Desde hace más de 50 años, la feria cuenta con el apoyo de todas las instituciones y medios de comunicación. Los principales eventos organizados por el grupo en el sector de hotelería y restauración son: EquipHotel Paris, Marocotel by EquipHotel, Parizza, Sandwich & Snack Show, Japan Food Show, Vending Paris. Reúnen a más de 2.500 expositores y más de 200.000 visitantes.

« « Noticia anterior | Noticia siguiente » »