El nuevo lavavajillas de Fagor Industrial produce ahorros de hasta el 60%

Fagor Industrial, fabricante de equipamiento para la hostelería, la restauración colectiva y la lavandería, lanza al mercado una nueva línea de lavavajillas de arrastre.

Fruto de un proceso de reingeniería total, la compañía de Oñati ha presentado una gama caracterizada por la robustez, la capacidad de producción, la flexibilidad y unos inmejorables datos de eficiencia energética (en términos de consumo de agua y electricidad).

Versiones Eco
Fagor Industrial ofrece asimismo una solución única entre los fabricantes europeos: versiones Eco de sus lavavajillas de arrastre que, mediante el uso de un generador de agua caliente, permiten ahorros de hasta un 60% en la factura energética, y una recuperación del sobrecoste con respecto a su versión eléctrica en torno a tres años.

Estos lavavajillas están pensados para establecimientos con un considerable volumen de platos a lavar: hoteles, hospitales, residencias, aeropuertos, centros de enseñanza, caterings, restaurantes, etc., donde no sólo es importante el volumen sino también las exigencias sanitarias y de seguridad alimenticia, cada vez más estrictas.

Debido a que estos lavavajillas obtienen temperaturas de aclarado de entre 80-85 ºC, exigidas para garantizar la correcta higiene de platos, bandejas o cubiertos, y que asimismo obtienen altísimos rendimientos a un coste mucho menor que sus versiones eléctricas, son ideales para países con recursos de gas en los que el coste de este combustible es menor que el de la energía eléctrica.

Los Eco disponen de un generador de agua caliente a gas que aporta beneficios principalmente de tres maneras: el llenado de la cuba de lavado del lavavajillas compacto se realiza con la ayuda del agua caliente procedente del generador, lo que reduce el tiempo de puesta a régimen de la máquina (menos tiempo de trabajo, más ahorro de energía); el menor coste de la energía utilizada, combinado con el menor tiempo de puesta a punto, reducen el coste/plato en kW, y por tanto en la factura eléctrica, hasta en un 60%, lo que permite amortizar el sobrecoste del modelo Eco con respecto a su versión eléctrica en torno a tres años, dependiendo del modelo elegido y de su utilización; y los modelos Eco no sólo ayudan a ahorrar costes al establecimiento, sino que ayudan a preservar los recursos naturales del planeta, y resultan mucho más beneficiosos para el medio ambiente ya que reducen considerablemente la emisión de residuos contaminantes.

« « Noticia anterior | Noticia siguiente » »