AA Mirgin Opus 2013, nuevo cava de Paraje Calificado de Alta Alella

Para Josep Maria Pujol-Busquets, propietario y enólogo de Alta Alella, AA Mirgin Opus · Paraje Calificado Vallcirera representa una evolución del concepto tradicional de Gran Cava: une la uva ecológica de alta calidad del Paraje Calificado Vallcirera con el trabajo de muchos años para conseguir un cava con personalidad propia y ligado al territorio. La transparencia dorada de este cava revela un perlado fino y persistente. Se distingue por su carácter cosmopolita, refinado y elegante.

Este nuevo cava de Paraje Calificado se elabora con uva ecológica procedente del Paraje de Vallcirera, como su hermano AA Mirgin Exeo, que Alta Alella presentó a finales de 2017. Se trata de la categoría cualitativa más exigente del cava, que establece unos requisitos de calidad a los que solo unos pocos cavas pueden aspirar, como un mínimo de 36 meses de crianza, vinificado en la propiedad, procedentes de viñedos con bajos rendimientos, vendimia manual y en definitiva, “de excelencia reconocida”, tal como expresa el Consejo Regulador del Cava.

Vallcirera, un paraje singular
Este paraje, de suelo de Sauló ácido y pobre, se encuentra en la comarca del Maresme, en el Parque Natural Serralada de Marina, a apenas dos kilómetros de la costa. Cuenta con unos viñedos ecológicos desde su plantación (1991), situados a 90 metros de altitud sobre el nivel del mar, una característica que acentúa su carácter mediterráneo.

AA Mirgin Opus · Paraje Calificado Vallcirera es un cava elaborado a partir de uvas ecológicas del Paraje Vallcirera: chardonnay y pansa blanca, que permiten un buen envejecimiento. La variedad chardonnay fermenta en barricas de roble francés de segundo año y la pansa blanca en tanques pequeños. Tras cuatro meses se realiza el coupage al que se le aplica el método tradicional con una crianza mínima de 36 meses. Sale al mercado sin dosaje (Brut Nature) y recién degollado, lo que permite degustarlo en su momento óptimo de consumo.

AA Mirgin Opus se caracteriza por sus aromas de fruta madura y flores con un fondo de fruta roja y nueces, a los que acompaña una marcada mineralidad y un carácter salino propio del paraje del que procede. El paso por boca está marcado por la untuosidad, con sabores a fruta madura y frutos secos que se combinan con una acidez y una burbuja muy bien integradas. El experto en champagne y espumosos Richard Juhlin afirma que es largo, sabroso y persistente: “La presencia de madera podría resultar fuerte, abrumadora y, en ocasiones, difícil de contrarrestar, pero aquí está magníficamente equilibrada porque la fruta es tan rica por sí sola que se integra de una forma realmente agradable” y añade que “ambos, madera y fruta, son agradables por separado, pero aquí juegan juntos. Son como Messi e Iniesta: completamente diferentes pero capaces de crear algo maravilloso juntos”.

« « Noticia anterior | Noticia siguiente » »